La izquierda cosmopolita y la cuestión nacional por Nicholas Glais (Democracy and Class Struggle)

Nota blog V.O. : Reproducimos a continuación el artículo “The Cosmopolitan Left and the National Question by Nickglais” del blog Democracy and Class Struggle traducido del inglés al castellano. Post dedicado a los revolucionarios “puros” que desprecian las luchas de las naciones oprimidas y el concepto de las nacionalidades.

He observado que varios comentarios expresan preocupación sobre cómo algunos camaradas de Europa implicados en luchas nacionales son de alguna manera algo menos socialistas “puros”, comunistas o maoístas. En concreto, estos vienen del PCR-EEUU, así como de Mike Ely  del grupo  Kasama.

Esta idea refleja una peligrosa visión burguesa cosmopolita del mundo.

Sin embargo, esta idea  se ha arraigado profundamente en la izquierda británica que rechaza el nacionalismo al que considera una antigua idea del siglo XIX, porque después de todo la izquierda británica es muy parecida a la burguesía de sus primeros años en el mundo.

Esta visión cosmopolita del mundo burgués no tiene nada en común con el socialismo y el internacionalismo, como se puede entender si se estudia el marxismo.

Ya en el siglo 19 Marx ridiculizó esta perspectiva supranacional de determinados representantes muy revolucionarios, como los franceses proudhonistas o algunos socialistas como Paul Lafargue que buscaban desechar la nacionalidad como un prejuicio anticuado y concentrarse en la cuestión social, excluyendo las cuestiones nacionales.

En el Consejo Internacional de la Primera Internacional en 1868 se produjo una discusión que Marx describe.

“Los representantes de la joven Francia salieron con el anuncio de que todas las nacionalidades e incluso naciones eran prejuicios anticuados… todo el mundo está esperando hasta que los franceses estén listos para la revolución social… quienquiera impedir la cuestión social con las supersticiones del viejo mundo es reaccionario.”

“Los ingleses se rieron mucho cuando empecé mi discurso diciendo que nuestro amigo Lafargue   y otros habían puesto fin a las nacionalidades hablándonos en “francés”, es decir, un lenguaje que nueve décimas partes de la audiencia no entendían.”

“También sugerí que por la negación de las nacionalidades él parecía inconscientemente entender su absorción en el modelo de la nación francesa”.

Carta de Marx a Engels el 20 de junio de 1866.

Lenin aclaró esta cuestión para los socialistas que trataban de contraponer la lucha por el “socialismo puro” a la lucha nacional y para quiénes despreciaban la independencia nacional y la soberanía. Lenin dijo:

“Imaginar que una revolución social es concebible sin las revueltas de las naciones pequeñas en las colonias y en Europa, sin los estallidos revolucionarios de un sector de la pequeña burguesía con todos sus prejuicios, sin el movimiento de la no consciente clase proletaria y masas semiproletarias contra la opresión de los terratenientes, la iglesia, la monarquía, las naciones extranjeras, etc. Imaginar esto significa  repudiar la revolución.

Sólo aquellos que imaginan que un ejército se alineará y dirá “Nosotros estamos por el socialismo” y en otro lugar un ejército dirá “Luchamos por el Imperialismo” y que esto será una revolución social, únicamente aquellos que mantengan una opinión tan ridículamente pedante podrían vilipendiar  la rebelión irlandesa llamándola un “golpe de Estado”,

“Quien espere una  “revolución social pura nunca vivirá para verla, esa persona defiende de boquilla  la revolución, sin comprender qué es una revolución”

Lenin – Síntesis sobre la Discusión sobre la autodeterminación- 1916

Nota: Marx y Engels vieron el cosmopolitismo como un reflejo ideológico del capitalismo. Consideraban el capitalismo de mercado como intrínsecamente expansivo, quebrador de los límites del sistema de Estado-nación, como lo evidenciaba el hecho de que la producción y el consumo se habían adaptado a tierras lejanas.

Para Marx y Engels, la palabra ‘cosmopolita’ está ligada a los efectos de la globalización capitalista, incluyendo especialmente la ideología burguesa que legitima el comercio ‘libre’ en cuanto a la libertad de los individuos y el beneficio mutuo, aunque este orden muy capitalista es la causa de la miseria de millones, de hecho la causa de la existencia misma del proletariado.

Nota: Robert Jones Derfel

“Gwladgarwch y Cymry” “El patriotismo de los galeses”

Mae’r dyn sydd yn casau ac yn esgeuluso ei wlad a’i genedl yn unannhebyg iawn o fod yn caru dyn mewn unrhyw wlad arall.

Os nad yw yn caru’r genedl y mae yn ei hadnabod,pa fodd y gall garu’r rhai sydd yn anadnabyddus iddo.

El hombre que odia y descuida su tierra y su nación es poco probable que ame a la gente de cualquier otra tierra.

Si no ama a la nación que conoce, como puede amar a aquellas de las que no sabe nada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s