Helen Keller: “Nueva visión para los ciegos”

Nota V.O.: Helen Keller fue una escritora, oradora y activista política sordociega estadounidense que destacó por la lucha de los derechos de los ciegos y sordos, así como por la defensa del socialismo. Entre otras cosas fue celebre por ser la primera persona sordociega que consiguió una carrera universitaria. 

Actualmente diversos colegios y calles en diferentes países del mundo llevan su nombre. Sin embargo su papel como activista política en favor del socialismo es poco conocido, en parte oculto por la burguesía y la oligarquía que no quiere que este hecho trascienda. Publicamos a continuación dos artículos suyos escritos en 1913-14, traducidos del inglés al castellano.

Nueva visión para los ciegos

He visitado talleres, fábricas, barrios pobres de Nueva York y Washington. Por supuesto no pude ver la miseria; pero si no pudiera verlo, podría olerlo.

Con mis propias manos, podía sentir a niños enanos pellizcados que cuidaban a sus hermanos y hermanas menores, mientras que sus madres manejaban máquinas en fábricas cercanas.

Además de las ventajas de los libros y de la experiencia personal, tengo la ventaja de tener una mente entrenada para pensar. En la mayoría de las personas con las que he hablado el pensamiento es infantil. En los bien educados es raro. Con el tiempo sus mentes se convierten en máquinas automáticas.

A la gente no le gusta pensar. Si uno piensa, uno debe llegar a conclusiones. Y las conclusiones no siempre son agradables. Son una espina para el espíritu. Pero considero que es un regalo inestimable y una profunda responsabilidad el pensar.

Cuando preguntamos por qué las cosas son como son, la respuesta es que el fundamento de la sociedad se basa en el individualismo, la conquista y la explotación, con un desprecio total del bien común.

La estructura de una sociedad basada en principios básicos tan erróneos está destinada a retrasar el desarrollo de todos los hombres, incluso los más exitosos porque tiende a desviar las energías del hombre hacia canales inútiles y degradar su carácter. El resultado es un falso estándar de valores. Se considera que el comercio y la prosperidad material son los principales objetivos de la búsqueda y la conquista, y se fomentan los instintos más bajos de la naturaleza humana: el amor por la ganancia, la astucia y el egoísmo.

La producción de una fábrica de algodón o de una mina de carbón se considera de mayor importancia que la producción de seres humanos sanos, de corazón feliz y libre.

Aplastados, estupefactos por la terrible pobreza, los trabajadores aún exigen que tengan algo de la belleza, algunas de las comodidades, algunos de los lujos que han producido.

El tiempo de la lucha ciega está llegando a su fin. Las fuerzas que gobiernan la ley de la supervivencia del más apto continuarán operando, pero estarán bajo el control consciente e inteligente del hombre.

En toda mi lectura soy consciente de un descontento multitudinario. Lentamente el hombre se despierta. La gente, la gran “manada común”, está descubriendo qué es lo que está mal con la estructura social, política y económica del sistema del que forma parte.

Este no es un momento de gentileza, de tímidos comienzos que se adueñan de la vida con suaves disculpas y delicada gracia. Es un momento de voz alta, discurso abierto y pensamiento audaz; un tiempo de esfuerzo y conciencia de hombre, un tiempo de todo lo que es robusto, vehemente e intrépido; un tiempo radiante con nuevos ideales, nuevas esperanzas de la verdadera democracia.

Me encanta, porque me emociona y me da la sensación de que me enfrentaré a cosas grandes y terribles. Soy una hija de mi generación, y me alegro de vivir en un momento tan espléndidamente distraído.

Trato brutal a los desempleados en Sacramento Star

Pienso que su trato fue indignante. No es un crimen protestar por tu prójimo. No es un crimen estar sin pan.

Dicen que estos hombres son del IWW (nota V.O.: sindicato Industrial Workers of World) y eso significa: “No voy a trabajar”. Honro a estos hombres por su protesta.

Soy socialista porque creo que el socialismo resolverá la miseria del mundo: le dará trabajo al hombre que tiene hambre y está inactivo y, al menos, le dará a los niños pequeños el derecho a nacer libres.

Creo que el socialismo es práctico.

Dime que estos hombres sin trabajo no son aptos. En el socialismo serán aptos porque no serán sobrecargados. Con los ricos ociosos y los pobres desempleados trabajando y la jornada laboral de cuatro horas, sus cuerpos volverán a fortalecerse y sus mentes se volverán sanas.

Hay tantos en la cárcel que deberían salir, con sus mentes y cuerpos que tienen la oportunidad de crecer directamente. Hay tantos fuera de la cárcel que más merecen estar dentro. Hay quienes esclavizan a hombres, mujeres y niños pequeños, pagando salarios que no les permiten vivir.

Son ellos y el sistema bajo el cual viven los responsables de los hombres que han sido tratados como cosas inhumanas en Sacramento.

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cruz, Oro y Sangre

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Las lágrimas de cocodrilo de los socialfascistas en Portugal

Las Lágrimas del Cocodrilo Jerónimo

Nota V.O. : Publicamos a continuación la traducción que hemos realizado de un artículo de Arnaldo Matos sobre el socialfascismo en Portugal.  Una buena descripción de la situación portuguesa, que desenmascara a los socialfascistas y revisionistas. Por mucho que los reaccionarios se disfracen de “comunistas” o “progresistas” son solo eso reaccionarios y defensores de la oligarquía.

“El gran problema – se lamentó Jerónimo de Sousa, secretario general del autodenominado Partido Comunista Portugués, en la fiesta de verano de la organización regional de Leiria -“el gran problema es que nunca ha habido una coalición de izquierda. Sólo hubo una nueva disposición de fuerzas.”

Que a Jerónimo de Sousa le haya costado tres años entender en que enredo se metió cuando empujó a San Benito el partido socialista minoritario de António Costa y le prometió defender con una red de partidecos dichos de izquierda en la asamblea de la República, muestra no sólo la poca inteligencia de Jerónimo, sino sobre todo el oportunismo revisionista mal oloroso sucesor del oportunista Barreirinhas Cunhal.

También Cunhal, allá por 1974, convocó a toda prisa un congreso para extirpar del programa y estatutos del partido social-fascista las referencias a las armas, a la lucha armada y a la dictadura del proletariado, dejando el terreno libre a toda suerte de alianzas desde el PS de Mário Soares a los fascistas de Spínola. Y, a pesar de haberse aliado con toda esa canalla, acabó refugiado el 25 de noviembre de 1976 en la embajada de Checoslovaquia, acosado por sus propios aliados de víspera.

Jerónimo también convocó un congreso para oponer a la Troika, un gobierno democrático, patriótico y de izquierda donde cabía todo lo que se pudiera imaginar, en particular la fórmula actual en vigor con el PS solo, a aliarse según lo entiende tanto con el PPC, Bloque, los Verdes, tanto con el PSD y el CDS según mejor parezca a la supervivencia del tren de los monjes.

No es sólo poco inteligente el Jerónimo, pero es sobre todo un revisionista oportunista acabado venir llorando lágrimas de cocodrilo a Leiria, como lo hizo el domingo pasado, lamentándose que su propuesta de dar el poder al PS de António Costa no haya producido una coalición de izquierda, tan solo una mera disposición de fuerzas.

Para todos los efectos, una coalición es siempre una disposición de fuerzas políticas, incluyendo una coalición de izquierdas que en ese caso sería una disposición de fuerzas de izquierda. La ordenación, sin embargo, que condujo al gobierno actual de António Costa, como ministro del mismo gobierno, es una disposición oportunista de derecha y nació de la reaccionaria imaginación de Jerónimo.

En el lagrimal de Leiria, Jerónimo se lastima, al fin y al cabo, de no tener participación en el gobierno de Costa, tal como Cunhal acabó siempre participando en los arreglos de los gobiernos provisionales, con su ministerio sin cartera.

Cuando sea mayor, Jerónimo tal vez pueda percibir que su suerte y el PCP está precisamente en no haber participado ahora en el gobierno de Costa y quedarse por las meras memorias parlamentarias.

Hoy en día, todas las trabajadoras y todos los trabajadores portugueses saben que el apoyo del gobierno del PCP a António Costa del PS constituye una alta traición al movimiento revolucionario de los trabajadores en Portugal.

Con la ordenación obtenida, el PCP acorraló al movimiento obrero en la obediencia al gobierno del PS, un gobierno de terrorismo de derecha, con la mayor persecución fiscal de todos los tiempos y la peor deuda pública de que hay memoria.

El PS es un partido reaccionario que funciona al servicio del imperialismo europeo germano-francés: El PS está ahí para pagar las deudas a los imperialistas y para someter a los obreros a una política de explotación terrorista. El PS es un partido de la reacción y sus aliados, como el PCP y el BE también son partidos de la misma reacción.

Jerome ya debería saber que la alianza del PS a la escoria de la PSD y el CDS es la mejor manera de aislar el capitalismo portugués y preparar las fuerzas del proletariado por su revolución emancipadora.

El PCP, el Bloque, los Verdes, el partido de los cachorros están en el poder sólo para dar a la burguesía el apoyo y la cobertura que necesitan para explotar cada vez más las obreras y los obreros.

Todo va a ir a la deuda. Y el PCP de Jerónimo es un partido paga deudas; y luego un partido traidor de los proletarios.

Se comenzará a discutir el presupuesto de Estado de 2019. Jerónimo, Catalina y Apolonia se preparan para votar y aprobar el presupuesto. Marcelo ya les advirtió que tienen que aprobar el nuevo presupuesto de Centeno.

Todos vosotros – PCP, Bloque, Verdes- hasta ahora lacayos del capital, tenéis la obligación de votar contra el presupuesto de Centeno y de Costa, el presupuesto ya en adelantado estado de preparación y que Marcelo pretende ver aprobado por la izquierda.

Marcelo ahora quiere presentarse en Bruselas y proclamar que, en Portugal, la izquierda (PCP, Bloque, Verdes) es imperialista.

Ahora bien, hay que decir no, que revente por dónde tenga que reventar.

Fuente: https://www.lutapopularonline.org/index.php/editorial/2403-as-lagrimas-do    crocodilo-jeronimo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Poemas de la revolución en Filipinas

El blog La Victoria de los Oprimidos y Explotados con el fin de dar a conocer un poco más sobre la lucha para la revolución que se está desarrollando en Filipinas, ha traducido algunos poemas  del inglés al castellano de la poeta filipina Maya Daniel. En ellos se narra la difícil situación del país, anécdotas de los guerrilleros rojos y una visión esperanzadora de victoria sobre los reaccionarios y fascistas.

Hay una fuerza creciente

Hay una fuerza creciente y podemos demorarnos

Este poder es de crecimiento prolongado

Mayo y junio mostraron cómo se crió

Todo con canciones, brazos levantados y puños

Julio, en medio de lluvias y tormentas

Más habían plantado sus semillas

En temporada, tan seguro, golpeará más pesado

El viejo rey enfermo está tratando de decir sus virtudes

Todas son basura, la gente lo odia más

Él es una hoja moribunda, suelta y sin brillo

Lanzando su último aguijón de muerte, sus armas explotan

Pero hay una fuerza creciente contra él

Jóvenes y ancianos se unieron para obligarlo a bajar

Y sus propias armas se volverán contra él.

–Maya Daniel

Intitulado-

Los generales fascistas están engañando al público

Solo se defienden

Contra ataques enemigos– ¿ohh?

Son casi tan suaves y amables como corderos silenciosos

¿No declaró el comandante en jefe

una guerra total? Disparar a sospechosas mujeres rebeldes

en sus vaginas? El ordenó

La juerga de caza de recompensas en la cabeza de la guerrilla roja,

Cayó sobre cubos con hielo congelante;

Odian y agreden a los pobres

No tienen nada más que hacer que matar,

destruir, y esos muchos miles de hombres

darle la vuelta a cada hoja; cavar cada pulgada del suelo

Su apetito es insaciable, anhelando más

que diez mil veces para alimentar su sed de sangre,

Pero no podemos ser solo polvo perdido bajo la lluvia,

O motas devoradas por las olas del océano

Somos la tierra, somos los mares,

Somos las montañas, somos el cielo.

– Maya Daniel

Mirasol

esta flor silvestre me atrapó

su color recuerda a la mantequilla

y la belleza de una luna agrietada

solo recuerdo, que he puesto,

hemos puesto nuestros cuerpos debajo

sus espesos arbustos 

algunos veranos antes

nos escondimos como cuerpos ahogados

abajo del mar amarillo–

para evadir el mal encuentro enemigo.

–Maya Daniel

Mis poemas no son gentiles,

ellos dicen

Dicen que mis poemas no son gentiles

Como una hoja escondida entre

las páginas de un libro,

O los pétalos entre sus labios suaves

O canciones de cuna para que los bebés duerman…

Dicen que mis poemas son como

cuchillas afiladas

Los alfileres invisibles que saltan

hacia los ojos de los opresores

Son vidrios rotos puestos

para los pies inquietos

de los enemigos fascistas…

– Maya Daniel

Nos quedamos sentados junto al tronco del árbol en guardia,

viendo cómo pasan los momentos

volando en silencio, no es hasta el amanecer que las campanas de la iglesia

se escuchan desde lejos, como las campanas al despertar en las haciendas

conducen sacadas temprano en las tierras de cultivo…

recuerdos de la esclavitud, mis camaradas están diciendo

habían dejado esas vastas azucareras de Panay,

Negros y Luzon, se reunieron aquí,

luchadores rojos revolucionarios, trabajan en las sombras,

silenciosos y alertas, sería el error de los enemigos

el respirar o hacer ruidosos pasos al

aplastar las hojas secas… nos quedamos quietos junto al tronco del árbol

en guardia, viendo enemigos fascistas, mercenarios

pagados, y hombres de terratenientes e imperialistas

estamos listos para romper el silencio con disparos

cuando los enemigos vengan a atacarnos

esta es una lucha por nuestras vidas, una lucha por nuestras tierras de cultivo.

– Maya Daniel

La lluvia cae, escucho canciones

el bosque respira la niebla

los árboles se convierten en sombras brumosas

de cuentos fracturados,

aquí- levantamos nuestras banderas

trenzando nuestros sueños comunes

y votos de valor y

sacrificio.

Más allá de este grupo de árboles

montañas desnudas

y  campos son subidos

por campesinos con manos callosas

como jardines manteniendo las semillas

con esperanzas de crecer

en su temporada.

La lluvia cae

Escucho canciones, canciones de libertad

claro y alto

Una reunión de viento viene

mi espíritu aprende a

bailar con los árboles

El bosque está preñado

con más victorias.

-Maya Daniel

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¡ El capitalismo es el enemigo de los aborígenes !

Los países que invadieron América desde 1492 aún no habían alcanzado el modo de producción capitalista. Vivieron bajo el modo feudal, que comenzó a erosionar las relaciones comerciales que anunciaban la llegada del capitalismo. La revolución burguesa triunfa en Inglaterra en 1649 y Francia en 1789. Para los Estados Unidos, será en 1776. Para el saqueo a que dio lugar, la conquista permitirá la acumulación primitiva capitalista y la aceleración del desarrollo del modo de producción capitalista. Los aborígenes han estado lidiando con el capitalismo desde su gestación, luego bajo su dominio, hasta la actual etapa imperialista.

Es el capitalismo en ciernes el que saqueará sus riquezas y les hará sufrir genocidio. Es el capitalismo dominante el que monopolizará los territorios y les prohibirá tener uno para ellos y desarrollar su propia economía, cultura y vida política. Este es el capitalismo imperialista y agresivo hoy que niega a las naciones indígenas – las First Nations – su derecho a la autodeterminación y  mercadea sus derechos aborígenes por un precio bajo para garantizar el control de más territorios en su propio beneficio.

Está claro que el capitalismo nunca ha dado un regalo a los aborígenes. Ni tuvo nunca esta intención. El capitalismo es el enemigo de los pueblos indígenas.

Con el pretexto de evangelizarlos y despojarlos de sus demonios, los países colonizadores los despojaron de sus riquezas y territorios. Se beneficiaron de su conocimiento y cultura. Los conquistadores llegaron a exterminar a la gran mayoría de sus poblaciones. El capitalismo en la fase imperialista no tiene más respeto a la soberanía de los pueblos y naciones que por el proletariado, que explota al límite por sus ganancias.

 Antes de 1492 en América

Cuando el marinero genovés Cristóbal Colón desembarcó el 14 de octubre de 1492 en la isla de Hispaniola (ahora Santo Domingo en la República Dominicana) y tomó posesión del territorio que descubrió en nombre del Rey de España, no caminó en un continente virgen, sino en un territorio habitado desde hace al menos 40,000 años. En total, unos 70 millones de indígenas vivían en las Américas, dispersos de sur a norte con concentraciones de 25 millones en México y 25 millones también en la zona andina (Perú, Bolivia).

Las civilizaciones que estaban allí eran muy desarrolladas, entre otras, las de los incas y los aztecas, pero no solo esas. Los nativos de las Américas vivían felices juntos, felices y prósperos, libres y desnudos, ante el asombro del propio colonizador y de los pensadores de la época: Franklin, Montesquieu, Rousseau. La realidad es que Colón descubrió  los lugares que se muestran  en las imágenes de los westerns americanos, donde los aborígenes son siempre malos, agresivos y brutales, cuando más bien son los ” nobles salvajes ” de Jean-Jacques Rousseau los que se encuentran allí. El descubrimiento del conocimiento indígena cambiaría el mundo en muchas áreas.

Los nativos cultivaron la tierra. Sus técnicas de cultivo fueron originales y efectivas. Ellos respetaron el bosque. Las plantaciones se hicieron a través de él y no hubo necesidad de deforestar grandes áreas.

Los aborígenes trataron bien y comieron de varias maneras. Crecieron cientos de variedades de maíz, papa, yuca y maní, pero también tomates, pimientos, frijoles, aguacate… Su conocimiento de la fruta era tan importante: el amaranto, la papaya, maracuyá, mandioca, piña, guayaba, ataca. Vainilla y chocolate también fueron conocidos. De hecho, los aborígenes han dado a conocer el 60% de la comida cultivada hoy en el mundo. Su conocimiento de las enfermedades que generalmente podrían padecer y las plantas curativas para curarlos era importante. También conocían la quinina, la aspirina y las propiedades anestésicas de la coca.

Su conocimiento químico era más avanzado que en Europa. Los aborígenes sabían sobre el algodón, el caucho, los tintes y los productos derivados de ellos, lo que era muy útil para la industria en todo el mundo. Su metalurgia también se desarrolló: fundir metales, así como oro y plata no era un secreto y se orientó hacia la decoración y el arte. Recientes excavaciones arqueológicas revelan tesoros arquitectónicos tan importantes como las pirámides egipcias.

Los aborígenes también tenían un conocimiento muy avanzado de las matemáticas y habían producido un sistema sutil y sofisticado que aún no se había apreciado del todo. Su calendario fue original y muy considerado. Sus culturas religiosas, festivas y litúrgicas también fueron de gran calidad.

Su vida social era armoniosa, rica y nutrió el pensamiento de los filósofos occidentales. Los aborígenes compartieron sus activos pero también las tareas, incluidas las relacionadas con el cuidado y la crianza de los niños. Debido a esto, fueron muy hospitalarios y generosos con los colonizadores y compartieron todo con ellos. La libertad de los modales también reinó. Es por eso que los aborígenes permitieron a los colonizadores, para su sorpresa, tener relaciones sexuales con sus esposas e hijas. La dirección de esta vida social y los debates sobre ella se confiaron a los sabios y las madres.

La riqueza acumulada de las naciones aborígenes era enorme. De 1500 a 1600, se enviaron alrededor de 200 toneladas de oro ($ 2,8 mil millones) a Europa, además de 16,000 toneladas de plata ($ 3,3 mil millones). El número de suministros y otros recursos naturales que también se han transportado a Europa, como el algodón y el caucho, no se han calculado. Es un capital enorme.

Las naciones aborígenes habían desarrollado una civilización valiosa que les ayudó a vivir bien entre sí y con la naturaleza. Le dieron a Europa una gran cantidad de conocimiento que los hizo dar un salto gigantesco, además de proporcionarle un capital financiero sorprendente.

Esta civilización, que era enormemente valiosa, difícilmente podría competir con la civilización europea. De hecho, los medios de transporte y producción para las personas aborígenes eran rudimentarios y solo funcionaban con energía humana. Para moverse, solo se podía caminar y andar en canoa. Los aborígenes no conocían la rueda y no aprendieron a utilizar el viento, mucho menos el vapor, ni a domesticar a los animales. Toda la producción, incluso para el trabajo más pesado, se llevó a cabo por la fuerza de los brazos y la energía humana, que era muy difícil. A pesar de que sabían cómo derretir el metal, los aborígenes no fabricaban armas. Ellos no sintieron la necesidad. Las flechas con una piedra puntiaguda al final habían sido suficientes para alcanzar el codiciado animal de caza.

La invasión europea iba a cambiar muchas cosas y destruir rápidamente la forma de vida y la producción eficiente que se habían entregado hasta ese momento. Si tratamos de ubicar las civilizaciones indígenas a través de la evolución de los modos de producción, solo alcanzan el primer nivel, el del comunismo primitivo, un modo de producción que no era eterno y seguramente habría desarrollado sus propias contradicciones.

Después de la conquista

En sí mismo, no es porque sean blancos y racistas que los colonizadores lograrán invadir América y esclavizarlos a los intereses de sus respectivos imperios coloniales. Tampoco es porque tengan una gran civilización y una misión evangélica. Se alimentan mal y no saben cómo curarse a sí mismos. No saben cómo vivir bien y no tienen refinamiento. Estos colonizadores blancos tienen poco conocimiento. Excepto que saben cómo repetir el catecismo católico. Son personajes ásperos y groseros. Su civilización es inferior en muchos niveles a la de los aborígenes, lo que será de gran beneficio para el mundo entero. Lo que hará que el éxito de los colonizadores esté en otra parte.

Estos colonizadores están moldeados por un modo de producción más elevado: el feudalismo. Esta es la característica más importante, la que tiene más peso en la historia. Estos colonizadores son, de hecho, los herederos de una experiencia colectiva vivida a través de una sucesión de modos de producción. El comunismo primitivo, que conocía a los nativos y que les permitía ser felices y hospitalarios (este modo de producción donde la energía humana es la única que se usa), está muy por detrás de los colonizadores; cientos y cientos de años los separan. Desde entonces ha habido métodos de producción cada vez más eficientes: la esclavitud y luego el feudalismo. Este ya está en su fin, erosionado por las relaciones comerciales; a través de ellos, el capitalismo está en proceso.

Estos colonizadores blancos y portadores del capitalismo en desarrollo no solo tienen su propia energía para usar, como es el caso de los pueblos aborígenes. De alguna manera han domado el océano y saben cómo usar el viento y la brújula para navegarlo. Eso es lo que les permitió venir a Estados Unidos. Se están preparando para usar vapor y muchas otras formas de energía.

Estos colonizadores también han domesticado animales desconocidos en América, lo que les ayuda a multiplicar sus fuerzas. Ellos traen caballos a un mejor transporte, bueyes utilizados para trabajo pesado y también vacas y cabras para la leche y productos de los mismos, fuentes importantes de proteínas, ovejas para la lana, cerdos para las grasas y la carne… Podemos ver a través de esto cómo su base de alimentos es diferente de la de los aborígenes.

Estos colonizadores de otro modo de producción también están bien armados. Traen espadas, rifles y cañones. Pueden derretir otras armas según sea necesario. De hecho, se mudan de Europa con un modo de producción y vida hasta ahora desconocido en Estados Unidos.

Las expediciones a América deben generar ganancias rápidamente a sus respectivos países imperiales. Seguro de su fuerza y ​​su ” superioridad “, estos colonizadores se complacerán primero en el saqueo de la riqueza en oro y plata que se puede encontrar fácilmente, sin vacilar, cuando sea necesario, para unir sus fuerzas con las naciones indígenas para hacer la guerra a los demás a fin de lograr su objetivo. Guerras que matan y matan a muchos aborígenes. Está claro que frente a una invasión tan cruel, la estructura social nativa, desacostumbrada a tales cosas, colapsará rápidamente.

Entonces, las riquezas a saquear cada vez más raras, es por la explotación de las minas de oro y plata que se continuará el enriquecimiento de los imperios coloniales. Reducidos a la esclavitud en las minas y a las servidumbres feudales en los campos, los nativos mueren como moscas, incapaces de soportar el régimen de trabajo impuesto. Algunos son barridos por las epidemias causadas por enfermedades anteriormente desconocidas en América (viruela, sarampión, rubéola, paperas, el cólera…). La mano de obra aborigen esclavizada se está agotando, por lo que vaciaron el continente africano para reemplazarlos.

Así es como Marx resume estos inmensamente crueles inicios del capitalismo: ” El descubrimiento de piezas de oro y plata de América, la reducción de la esclavitud indígena, enterrándolos en las minas o su exterminio, los inicios de la conquista y el saqueo de la India en Oriente, la transformación de África en una especie de refugio comercial para la caza de pieles negras, estos son los procesos idílicos de acumulación primitiva que señalan la era capitalista en sus albores. ” ( El capital , Libro I, Sección VIII, Capítulo XXXI).

Un siglo y medio después de Colón, solo tres millones y medio de aborígenes permanecerán en las Américas. Después del saqueo y el genocidio vino la ocupación del territorio. Los colonizadores fueron cada vez menos respetuosos de los acuerdos que habían establecido con ciertas naciones, ya que el modo de producción capitalista se volvió dominante y requirió nuevos territorios y nuevos recursos para explotar, lo que fue aún peor cuando llegó al etapa imperialista.

Liberación del proletariado y las naciones indígenas

La década de 1960 trajo una ráfaga de luchas en todo el mundo. En América, hubo aquellos contra la Guerra de Vietnam, los Panteras Negras por el ” poder negro “, aquellos por la emancipación de los pueblos aborígenes. Fue en 1968 que se creó una nueva organización para la emancipación de las naciones nativas, el Movimiento Indígena Americano, varios de cuyos líderes tuvieron que ir a prisión. Leonard Peltier (al frente) sigue allí, condenado por crímenes que no cometió.

Después de este estallido de luchas, uno podría pensar que las cosas se han asentado y que la liberación del proletariado y de las naciones indígenas es un hecho establecido. Películas más recientes de Hollywood, como Dance with Wolves de Kevin Costner (1990) o Incident in Oglala (1992) de  Michel Apted, parecen permitir a algunos acreditar esta tesis. Los aborígenes son en realidad presentados como víctimas y no como agresores como en el viejo Oeste. Sin embargo, si se piensa bien, la historia real no se restaura en absoluto.

Todo esto testimonia más bien el hecho de que la burguesía imperialista ha puesto la tapa sobre la olla, que continúa hirviendo; las luchas por la emancipación del proletariado y las naciones indígenas siguen siendo relevantes.

Hasta ahora, la burguesía ha logrado contener la lucha de los pueblos aborígenes en las esferas legales y supraestructurales, donde ciertamente ha logrado puntos. Por lo tanto, se les han otorgado ciertos derechos territoriales. Sin embargo, las negociaciones y los regateos para lograr resultados tangibles son interminables. El proceso está atascado e ineficiente y no satisface a las naciones indígenas, ya que el proceso de negociación colectiva entre sindicatos y empleadores no libera al proletariado. La necesidad de la revolución para romper el punto muerto es obvia.

La revolución socialista al comunismo está en la agenda del proletariado, que todavía no es el caso de las Primeras Naciones, a quienes el capitalismo ha impedido el desarrollo de un territorio, una economía, una cultura y una vida política propia. La nueva revolución democrática defendida por los maoístas podría, por analogía, permitir a las naciones indígenas liberarse y conseguir la autodeterminación. Es probable que, conociendo los efectos perversos que el capitalismo ha tenido sobre ellos durante siglos, la revolución indígena evitará las trampas del desarrollo del capitalismo.

Paul-Aime Briand

Fuente: http://www.pcr-rcp.ca/fr/3024

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El libro rojo (en audio)

Para quiénes les haga pereza leer o tengan problemas visuales, ahora pueden escuchar el Libro Rojo de Mao Tse-Tung. Otra forma de conocer o repasar las principales enseñanzas de Mao, mientras se va en bus, aprovechando los tiempos muertos o cuando apetezca.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La revolución en Turquia

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario