¿Que piensan los comunistas de los impuestos?

v1831

Los comunistas y la cuestión de la tributación

Nota V.O. : Traducimos por su interés un artículo del Partido Comunista Maoísta de Francia del francés al castellano, para aclarar la posición de los comunistas respecto los impuestos. 

La izquierda está a favor de los impuestos y de más impuestos, la derecha en cambio defiende su reducción y/o eliminación. Esta es una idea generalizada, que merece ser detenida.

La derecha rechaza la idea de los impuestos porque evitarían el comercio y aplastarían a los pequeños propietarios, jefes y empresarios. Estamos hablando de “cargos”, de un peso que sería injusto. Todos los liberales, los fascistas y los conservadores critican al menos algunos de estos impuestos, ya sea defendiendo a las grandes empresas que se supone crean empleos, o protegen a los comerciantes y artesanos. La idea principal es que el estado debe administrar el orden público para que el comercio funcione bien, pero sin interferir en la economía. Por supuesto, esto no es en absoluto lo que sucede en la realidad. Los gobiernos sucesivos necesitan financiación. Los “servicios públicos” como los subsidios de salud, transporte público, educación y vivienda se financian a través de impuestos.

La “izquierda” defiende los gravámenes explicando que estos servicios públicos son la base de una economía más social. Sin embargo, es sobre todo medidas para el buen funcionamiento de la producción. Las ganancias sociales obtenidas como resultado de las luchas de la clase trabajadora, como las vacaciones pagadas y la seguridad social, están siendo eliminadas. Los impuestos se utilizan para beneficiar a la clase dominante, y los cambios en los impuestos en los últimos años así lo demuestran. Los liberales bien pueden afirmar que Francia grava demasiado dinero, no cambia el hecho de que el IVA es un impuesto particularmente injusto que afecta principalmente a los más pobres.

Dos líneas se oponen entonces. La izquierda reformista dice que los impuestos deben evolucionar en un sentido más social. Por tanto, se trata de gestionar el capitalismo de otra manera, de humanizarlo. De forma que sea posible reducir las desigualdades a través de reformas sucesivas.

Esta posición es idealista. Entre el desierto capitalista y la revolución, no hay nada concreto: el fracaso de los europeos “radicales” de izquierda, como el partido griego Syriza, demuestra que no se puede negociar con el capital. Los comunistas regresan a los fundamentos, a una visión del mundo y a un punto de vista de clase.

v1832

Y esto es muy claro. Todos los que viven en un ambiente proletario saben que los impuestos son mal percibidos. Hacen una situación ya difícil insoportable. Las multas de las cámaras de velocidad se agregan al impuesto de la casa, las facturas se agregan a los impuestos para transformar una situación extrema en un calvario. Este es un rechazo por razones muy legítimas. Somos conscientes de que el pago del impuesto hace posible dividir al proletariado en un “buen contribuyente” actualizado y en un “parásito” que no lo paga, para controlar mejor las clases peligrosas. También sabemos que estamos enriqueciendo cada vez más a la clase dominante con el IVA y las regalías. También sabemos que las cámaras automáticas de velocidad no nos ahorrarán los tiempos de viaje diarios. Si vamos rápido, que nos ponemos en peligro (y a otros), es debido a horarios indecentes y una organización del espacio creado para distanciar a los proletarios de los centros de la ciudad. También sabemos que el nuevo impuesto que provocó el movimiento de “chalecos amarillos” habría financiado muy poco la transición ecológica necesaria para solucionar el estropicio de la burguesía, que ha destruido nuestro planeta durante siglos.

Por eso, como comunistas, debemos marcar nuestra ruptura en todos los frentes con la “izquierda” tal como existe en nuestro estado. Al despreciar las revueltas de las masas populares sin tratar de entenderlas, se vuelve cada vez más impotente. No tenemos la misma concepción del mundo o los mismos valores. No queremos gestionar el capitalismo mejor que los liberales en el poder, queremos derrotarlo.

El liberalismo ubicuo nos despoja de la política al dejarnos solo soluciones individuales desconectadas de lo que está en juego en nuestro tiempo. No cambiamos de sociedad votando. No salvamos el planeta clasificando sus residuos. Y no construimos el socialismo elogiando impuestos. No queremos sobrevivir, sino vivir. Y esto solo puede hacerse superando colectivamente este estado burgués.

v1833

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a ¿Que piensan los comunistas de los impuestos?

  1. Horacio dijo:

    Comentarios de medias tintas no refleja más que conciliación cuando radicalmente los impuestos de la burguesia es para su poder y nada más! Sustraídos al pueblo de su hambreado salario que sólo sirve para reproducir sus menguadas fuerzas pues cada día sus fuerzas están débiles y la muerte física acecha permanente en su estado de enajenación y alienación y su vida extenuada esta cargada por su trabajo de bestias para enriquecer a la burguesia y perpetuar el sistema capitalista e imperialista(marx-lenin-mao-presidente Gonzalo). La única discusión que cabe es preparar las masas para la guerra comunista principalmente maoísta bajo la dirección del partido comunista MLM principalmente maoísta militarizado organizando y dirigiendo las masas en la guerra popular para hacer saltar en añicos toda la superestructura capitalista e imperialista y construir sobre las cenizas del aplastado y desytruido estado capitalista el dorado comunismo.

    Tomado de la revista: Combatir y resistir.

  2. Horacio dijo:

    Corrijo:estructura.

  3. Mirta dijo:

    Está nota me dejo un vacío total. No proponen nada. Yo quiero un capitalismo de gente honrada y de valores. Esa es la diferencia. D que me sirven rótulos con indecentes que toman el poder y la riqueza pasa de manos. Basura total

    • victoria oprimidos dijo:

      ¿Capitalismo honrado y con valores? Esta relación es imposible, el capitalismo por su propia naturaleza es salvaje, anárquico y corrupto. Supone la expropiación de los pobres para los ricos, expropiación de la riqueza de las colonias a los países imperialistas. Como dijo Karl Marx el socialismo persigue que el fruto del trabajo del proletariado no sea apropiado por la burguesía, y esto solo se consigue con la expropiación de los medios de producción y la dictadura del proletariado (democracia obrera).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s