RBC: Solidaridad con el pueblo catalán !Viva el internacionalismo proletario!

Los últimos acontecimientos en Cataluña, a saber, la Marcha sobre Barcelona del pasado 8 de octubre y los recentísimos encarcelamientos de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, dirigentes populares catalanes, ponen aún más a las claras, si cabe, la aceleración de la deriva autoritaria y fascista en que se ha embarcado el régimen del 78 tras el referéndum de 1 de octubre. El envío a prisión por la Audiencia Nacional, órgano judicial heredero del Tribunal de Orden Público franquista, de Jordi Sánchez y Jordi Cuixart es el ejemplo más candente de que el Estado monárquico-fascista español ni respetará la voluntad democrática del pueblo catalán de constituirse en República, ni tolerará pacíficamente la de las clases explotadas de liquidar la abyección borbónica impuesta por la dictadura fascista en julio de 1969.

La suspensión de la autonomía catalana sobre la base del artículo 155 de la Constitución del 78 puede ser un hecho en breves horas. Ante esta situación previsible, la tarea de todos los comunistas del Estado y de todas las fuerzas auténticamente democráticas es responder, soslayando cualesquiera divergencias podamos mantener, con una gran ola unitaria de solidaridad con el pueblo catalán y nuestros hermanos de clase de la futura República catalana. Por ello, la Red de Blogs Comunistas (RBC) expresa públicamente su rechazo a la represión desatada por un régimen cuya legitimidad se ha extinguido ya en Cataluña y cuya existencia en el resto del Estado sólo pretende perpetuar los privilegios, corrupción y despotismo de los herederos ideológicos y de clase de los fascistas del 36.

Nuestro deber, como comunistas, es defender el derecho a la autodeterminación de los pueblos, como nos enseña el gran Lenin. En consecuencia, apoyamos al pueblo catalán en su justa lucha por construir la República catalana, a la vez que abogamos por el pleno protagonismo y la firme dirección de las clases trabajadoras en el seno de dicha lucha, única garantía de una nueva sociedad libre de opresión y explotación.

¡Ni un apoyo al régimen del 78 y a los partidos dinásticos en las filas de la clase obrera española!

¡Toda la solidaridad de la clase obrera española con Cataluña!

¡Visca Catalunya Lliure!

¡Viva el internacionalismo proletario!

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

¿ De donde viene el nombre del Presidente Gonzalo? Gonzalo y Shakespeare

El nombre real de Gonzalo es Manuel Rubén Abimael  Guzmán Reynoso. Ciertamente es una cuestión secundaria, pero de interés: ¿Por qué eligió el nombre de Gonzalo?

Podemos   tal vez   pensar que nos dio una pista. En la famosa  entrevista   que dio en 1988, explicó lo siguiente:

“Muchas veces no tengo tiempo suficiente para leer lo que me gustaría. ¿Qué me gusta leer?  Leí muchas biografías. Creo que la literatura es una gran forma de expresión artística.

Por ejemplo, me gusta leer a Shakespeare, sí, y estudiarlo. Cuando estudias Shakespeare encuentras problemas políticos. Hay lecciones muy claras en Julio Cesar por ejemplo, y en Macbeth.

Me gusta la literatura, pero la política siempre me gana, y me lleva a buscar el significado político, lo que hay detrás. Después de todo, detrás de cada gran artista hay un líder político, hay un hombre de su tiempo que está librando la lucha de clases. “

Aquí, Gonzalo muestra su comprensión magistral del “pensamiento” como mero reflejo de la realidad. Su posición, aquí, es la del realismo socialista;  él sabía que el arte no es más que una forma de expresión del movimiento global de la realidad, de la lucha de clases.

Y aquí vemos que habló de Shakespeare. Echemos un vistazo al trabajo de Shakespeare. ¿Encontramos un “Gonzalo”? Sí, lo hacemos, y tenemos uno famoso, en la obra “The tempest” (La tempestad).

Pero, por supuesto, tenemos que echar un vistazo más allá, para entender si posiblemente tomó su nombre de esta obra. Y, ¿qué tenemos? A Gonzalo haciendo un famoso discurso político – lo cual es conforme con el espíritu de lo que habló de Gonzalo.

En la obra, Gonzalo es asesor del rey Alonso de Nápoles, lleno de honestidad. En un momento, pronunció un discurso en el espíritu de Thomas More y Montaigne.

De hecho, el Gonzalo de la obra de Shakespeare parafrasea incluso directamente la opinión de Montaigne de los habitantes de América, lo que es en Francia el enormemente famoso pasaje “De los caníbales“.

Vamos a citar la obra de Shakespeare:

GONZALO

Mi señor Sebastián,

a vuestra verdad le falta delicadeza

y oportunidad. Hurgáis en la herida,

cuando debierais ponerle una venda.

SEBASTIÁN

Bien dicho.

ANTONIO

Y como un médico.

GONZALO [a ALONSO]

Señor, el estar vos tan sombrío

nos traerá mal tiempo a todos.

SEBASTIÁN

¿Mal tiempo?

ANTONIO

Espantoso.

GONZALO

Señor, si yo colonizara esta isla…

ANTONIO

La sembraría de ortigas.

SEBASTIÁN

O de malvas o acederas.

GONZALO

… y fuese aquí el rey, ¿qué haría?

SEBASTIÁN

No emborracharse por falta de vino.

GONZALO

En mi Estado lo haría todo al revés

que de costumbre, pues no admitiría

ni comercio, ni título de juez;

los estudios no se conocerían, ni la riqueza,

la pobreza o el servicio; ni contratos,

herencias, vallados, cultivos o viñedos;

ni metal, trigo, vino o aceite;

ni ocupaciones: los hombres, todos ociosos,

y también las mujeres, aunque inocentes y puras;

ni monarquía…

SEBASTIÁN

Mas dijo que sería el rey.

ANTONIO

El final de su Estado se olvida del principio.

GONZALO

La naturaleza produciría de todo

para todos sin sudor ni esfuerzo. Traición,

felonía, espada, lanza, puñal o máquinas

de guerra yo las prohibiría: la naturaleza

nos daría en abundancia sus frutos

para alimentar a mi pueblo inocente.

SEBASTIÁN

¿Sus súbditos no se casarían?

ANTONIO

No, todos ociosos: todos putas y granujas.

GONZALO

Señor, mi gobierno sería tan perfecto

que excedería a la Edad de Oro.

SEBASTIÁN

¡Dios salve a Su Majestad!

ANTONIO

¡Viva Gonzalo!

Si verdaderamente Abimael Guzman ha elegido el nombre de Gonzalo debido a esta obra, entonces él debía tener un gran sentido de humor y de distancia. Gonzalo es un nombre como un símbolo, un símbolo de una “utopía” – y en la obra utopía se refiere a América del Sur, como las palabras tomadas de Montaigne sobre los habitantes de las zonas colonizadas.

Como Perú está en América del Sur, podemos pensar que el nombre de Gonzalo es una insinuación  de la Tempestad de  Shakespeare.

E incluso si no es el caso, parece al menos como un eco revolucionario de la figura revolucionaria de Abimael Guzman, Gonzalo, líder histórico de la guerra popular dirigida por el Partido Comunista del Perú.

La cultura llama a la cultura.

La revolución llama a la revolución.

Y así lo hacemos, al igual que en la tempestad de Shakespeare, decimos “Larga vida a Gonzalo !”

Fuente: Traducción por el blog V.O. del artículo de Les Materialistes “Gonzalo and Shakespeare

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

La revolución de 1965 en República Dominicana hizo temblar el imperialismo yanqui

República Dominicana, abril de 1965: Una poderosa revuelta popular estalla inesperadamente en el “patio trasero” yanqui  

27 de abril de 2015. Servicio Noticioso Un Mundo Que Ganar. En este abril se conmemoran dos eventos de hace medio siglo que necesitan ser recordados. Uno fue el levantamiento que aparentemente empezó de la nada el 24 de abril de 1965. Miles de dominicanos incluyendo algunos de los más pobres tomaron las armas y, por un corto tiempo, empezaron a tomar su país y la historia en sus propias manos. Fue uno de esos raros momentos que repercuten por décadas. El otro fue el 28 de abril de 1965. Aterrorizado por la perspectiva de “perder” la República Dominicana y todo lo que significaría para la resistencia global por todo el imperio estadounidense, Washington envío decenas de miles de tropas para mantener la república en manos de hombres de su confianza.

Eran tiempos complicados en la República Dominicana. Una variedad de fuerzas contendían por el poder. Estaban los generales, algunos de los más grandes explotadores, y la Iglesia Católica, que querían continuar el régimen construido por el general Rafael Trujillo. Durante tres décadas este sádico tirano gobernó por medio de una combinación de terror abierto, corrupción generalizada y total respaldo de Estados Unidos, pero se aislaba cada vez más. Después de una disputa con EEUU, Trujillo fue asesinado en 1961, probablemente con complicidad de la CIA. Había otras fuerzas de las clases dominantes que buscaban sus propios arreglos con EEUU, nacionalistas de diverso tipo y organizaciones que se decían revolucionarias. De las más prominentes una era muy influenciada por la revolución cubana y la otra por Mao Tsetung y la revolución china. Debido a las décadas de abierta dictadura terrorista, estos grupos antes clandestinos eran los únicos partidos políticos realmente de masas en el país.

Las fuerzas contendientes en la cúpula cayeron en un punto muerto y algunas llamaron a la gente del común de la capital a salir a las calles. La fuerza, rapidez y determinación de la respuesta popular fue inesperada para casi todo el mundo. Miles de personas empezaron a armarse con cocteles molotov y armas que les daban oficiales de bajo rango del ejército o que obtenían en asaltos a estaciones de policía, un blanco particularmente odiado por su papel directo y cotidiano en el trato cruel y el robo a la gente del pueblo. Los acontecimientos se les salieron de las manos a los que trataban de manejarlos.

Un punto clave fue la famosa batalla del Puente Duarte. Las tropas de elite del régimen de Trujillo, entrenadas por EEUU para mantener aterrorizada a toda la población, incluso al resto del ejército, salieron de su fortaleza en el margen oriental del rio Ozama y trataron de penetrar el corazón de la capital. Se les opusieron unos cuantos cientos de soldados organizados y miles de civiles de las barriadas circundantes y de las clases medias. Los informes de las aterrorizadas autoridades estadounidenses los tacharon de “chusma”, “saqueadores” y “revoltosos”, pero estaban organizados en unidades de combate llamadas “comandos”, con claros objetivos militares.

En combates a lo largo de cinco manzanas de la avenida principal que recorre la ciudad, repelieron a las tropas del régimen. Los aviones del régimen cobraron un gran número de víctimas pero no pudieron cambiar las cosas. Las unidades del ejército que habían atacado, cuya moral no estaba a la altura de un combate real, se desbandaron. Hasta los tanques del régimen tuvieron que retirarse hacia la base aérea que era la principal conexión con EEUU, protegido por una pequeña fuerza de soldados estadounidenses. Los rebeldes estaban al borde de un contraataque y las fuerzas armadas al borde de un colapso. Lo que más temía la CIA era que la rebelión se extendiera hacia el campo, vinculando a los campesinos pobres desesperados y a los trabajadores de la caña de azúcar que constituían la mayor parte de la población del país, y que pasara de una revuelta urbana a una completa guerra revolucionara.

Fue entonces cuando los navíos estadounidenses que esperaban a poca distancia de la costa desembarcaron a otros 23.000 hombres, con un número similar en reserva. Aunque estas tropas retomaron rápidamente el puente Duarte, los rebeldes armados controlaron el distrito central comercial y la zona de clase media por varias semanas. Las fuerzas del régimen y las estadounidenses cortaron la capital en dos para aislar las zonas rebeldes del resto de la ciudad y la ciudad del campo. Luego las tropas estadounidenses acompañaron al ejército recién reconcentrado en sus incursiones a la barriada de Barrios Altos al otro lado de la ciudad, cometiendo atrocidades. La resistencia continuó otros ocho días.

Hubo enfurecidas protestas por toda Latinoamérica. En un momento en el que Washington buscaba mostrarse como una fuerza a favor de la reforma en un continente que bullía de descontento, EEUU había mostrado su verdadera cara.

Neocolonialismo estadounidense en la República Dominicana

Para 1930 Trujillo había ascendido rápidamente a comandante del ejército dominicano [la guardia nacional] que EEUU creó al finalizar su gobierno directo del país. Como escribiera posteriormente el cónsul estadounidense Henry Dearborne: “Tenía sus cámaras de tortura, y sus asesinatos políticos. Pero mantenía la ley y el orden, limpió el lugar, lo saneó, construía obras públicas y no molestaba a Estados Unidos. Por lo tanto no nos incomodaba”. Con “no molestaba a Estados Unidos” el cónsul quería decir que Trujillo no interfería con los intereses comerciales de EEUU ni desafiaba su supremacía política.

Veamos algunos infames ejemplos de cómo gobernaba Trujillo: Se consideraba a sí mismo el macho supremo del país, el patriarca de todos los patriarcas, obligó a cada hogar dominicano a poner una placa que decía: “Aquí Trujillo es el jefe”. Consideraba que cualquier mujer de cualquier clase social era una presa legítima que podía secuestrar para violarla. Su cárcel más infame tenía fosos de agua de mar donde literalmente alimentaba a los tiburones con sus opositores políticos y disidentes.

Durante la II Guerra Mundial, cuando, a nombre de la “democracia”, EEUU combatía a sus rivales imperialistas Alemania y Japón, el secretario de Estado del presidente Franklin Roosevelt dijo de Trujillo: “Puede ser un hijo-de-puta, pero es nuestro hijo-de-puta”. Décadas más tarde, poco después de la muerte de Trujillo, EEUU decidió que su régimen se debía perpetuar bajo un secuaz de Trujillo, Joaquín Balaguer. Un oficial de alto rango de la inteligencia estadounidense señaló: “La maquinaria militar y policial construida por Trujillo está todavía intacta”.

Para darle estabilidad y legitimidad al régimen se organizaron elecciones, pero el inesperado ganador, el socialdemócrata Juan Bosch, no era del agrado de Washington. Aunque algunas de las reformas económicas y sociales de Bosch no eran en sí mismas antagónicas con los intereses a largo plazo de EEUU, cualquiera que fuese su juego, no era considerado un protector confiable de la dominación estadounidense.

El riesgo era a nivel internacional: esa dominación estaba siendo desafiada no solo en lo que EEUU arrogantemente llamaba su “patio trasero”, como si la cercanía le diera el derecho a intervenir, sino por todo el mundo, incluyendo Vietnam donde las tropas estadounidenses ya estaban combatiendo. Las rebeliones contra el colonialismo y el neocolonialismo se entrecruzaron con el ascenso del principal rival de EEUU por la hegemonía mundial, la otrora socialista Unión Soviética, que para entonces era ya una superpotencia capitalista e imperialista. Los presidentes y los comentaristas políticos de EEUU declararon cínicamente su preocupación de que la República Dominicana pudiera convertirse en “otra Cuba”, un país que se escabulló del control de EEUU y pasó a ser parte de la órbita soviética. Cuba tenía sus admiradores incluso entre la elite y las fuerzas armadas dominicanas, en cierta medida precisamente porque la caída del testaferro de EEUU en Cuba no fue seguida por un proceso de transformación revolucionaria de las relaciones económicas y sociales y de las ideas.

 El presidente estadounidense John F. Kennedy hizo el siguiente análisis de la situación tras la muerte de Trujillo: “Solo hay tres posibilidades… un régimen democrático presentable, una continuación del régimen de Trujillo, o un régimen como el de Castro. Debemos apuntarle a la primera, pero en realidad no podemos renunciar a la segunda hasta que nos aseguremos de que no podemos evitar la tercera”. El enfoque básico de la clase dominante de EEUU y de las clases dominantes de todos los imperialistas es, en pocas palabras: Es preferible un régimen “presentable” dotado con la legitimidad de las elecciones y con caparazón democrático, pero los países tienen que permanecer bajo su control sin importar lo que implique. El control de EEUU sobre el Caribe, Centro y Suramérica, por medio de regímenes como el de Trujillo cuando se considere necesario debe decir mucho sobre la verdadera naturaleza de los capitalistas monopolistas que gobiernan EEUU y los límites de la “democracia” que ofrece su imperio.

El embajador estadounidense, enviado a ser la máxima autoridad en la República Dominicana tras bambalinas, se quejó de que Bosch se negaba a aceptar sus consejos y a gobernar el país “con métodos una vez usados por la policía en Chicago… detención ilegal y hasta peores cosas… yo apoyo esos métodos”. Se quejaba de que Bosch, no asesinaba “castristas/comunistas” y no tenía prisioneros políticos.

El sucesor de Kennedy, Lyndon Johnson, había asistido a la posesión de Bosch como presidente, del único gobierno realmente elegido que la República Dominicana había conocido en muchas décadas, por no decir nunca, pero a los pocos meses ordenó que se tenía que derrocar a Bosch. La intervención estadounidense volvió a poner en el poder a Balaguer y lo mantuvo allí por otros 12 años.

Por supuesto EEUU insistía en la “democracia”, en otras palabras, elecciones, y asegurar que el gobierno de Balaguer fuera consagrado electoralmente. El jefe de la CIA admitió luego que el presidente Johnson le había ordenado a su agencia “arreglar” el triunfo de Balaguer en las urnas, pero ese triunfo de todas formas era un resultado inevitable. Bosch no quería una confrontación frontal con EEUU en ningún campo. Posteriormente dijo sobre el régimen de Trujillo y su continuación con Balaguer: “El gobierno dominicano no es pro-estadounidense. Es propiedad de Estados Unidos”. Pero él y sus herederos políticos buscaron su propia alianza con EEUU, y en cierta medida al final iban a lograrla.

 Sin embargo EEUU mantuvo a Balaguer en escena hasta terminar su tarea. Esa tarea era tratar de borrar los vestigios y el espíritu de la rebelión popular persiguiendo y asesinado, encarcelando o forzando al exilio a toda una generación de revolucionarios. No se podía jugar el juego de la democracia electoral hasta que la cancha se podara despiadadamente. Bajo este prolongado ataque y después, muchos de los rebeldes de esa generación trataron de tener claridad en sus metas y en cómo lograrlas. Dos cuestiones cruciales e interconectadas eran la del carácter de la revolución que el país necesitaba, y la de la relación entre esta revolución y las divisiones en la clase dominante. Había una tendencia a buscar organizar una repetición del abril de 1965 con un resultado diferente. Al mismo tiempo, algunos de los elementos disidentes de las clases altas que hicieron posible el aislamiento del régimen en 1965 volvieron al redil.

Hoy la República Dominicana no es como en los días de Trujillo. Tiene una clase media más grande, y muchos de los antiguos campesinos, especialmente sus hijas, trabajan para empresas estadounidenses y de otras partes en las zonas francas, ensamblando productos de consumo con partes hechas en otros países, o cosiendo ropa, todo para la exportación, principalmente a EEUU. La economía del país depende de esta exportación de manufacturas, exportación de minerales y exportación de los mismos dominicanos, el 10% de la población que llevó su fuerza de trabajo y fermento político a EEUU. Hoy la “industria” más importante del país es el turismo, casi otro tipo de exportación. Esto entraba el desarrollo de una economía equilibrada, promueve el servilismo y todo tipo de relaciones sociales y concepciones desiguales y opresivas por toda la sociedad, como lo hace el comercio de drogas, que, al igual que en otros países latinoamericanos, es uno de los principales motores del desarrollo económico.

¿Desarrollo económico a qué precio, pagado en el pasado, el presente y el futuro? Analizando qué hacer tras la muerte de Trujillo, un asesor estadounidense escribió que el país tenía que ser “reocupado y reconstituido”. La República Dominicana actual, producto de la invasión estadounidense de 1965 a pesar de los cambios desde entonces, continua bajo el firme control de EEUU, y su pueblo nunca podrá comenzar a emanciparse hasta que haga añicos ese control.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Catalunya: Viva la lucha de los pueblos oprimidos del mundo (FDLP-EC)

Las masas pobres, explotadas, pero rebeldes del Ecuador, se solidarizan con el pueblo Catalán y su brega por la autodeterminación; proceso que necesariamente debe estar inscrito en el campo de liberación nacional bajo dirección ideológica del proletariado.

La radical respuesta que ha ejercitado del estado español para reprimir el referéndum independista ha sido contundente.

El viejo estado hace lo que tiene que hacer: precautelar la dictadura, a sí mismo y su circunscripción nacional. Para hacerlo debe necesariamente hacer uso de la fuerza. Esto hay que entender. En esa medida es oportuno preguntarse: ¿Podemos esperar acaso otro tipo de respuesta por parte del viejo estado que no sea la represión? ¿Se puede pretender acaso un proceso independentista sin que el estado español haga uso de todo su contingente político-represivo para neutralizar esta justa reivindicación y derecho de los pueblos oprimidos en España? ¡NO!,  definitivamente, sería negar el carácter  de clase que tiene el estado, sus instituciones, su aparato represivo.

La reacción en España fue violenta. Ellos hacen lo que tienen que hacer en la medida de que las masas catalanas no hacen lo que tienen que hacer, entender que la liberación  nacional y la independencia no pueden ser procesados a través de las urnas, el referéndum, la paz, sino que de por medio debe haber, necesariamente, el vórtice revolucionario violento, que no limite la brega a la independencia, sino que se proyecte a la instauración de un nuevo estado, proletario.

Más allá de que en España el proletariado aún no cuente con el instrumento político (partido comunista de nuevo tipo, MLM) indispensable para conducir a la clase y a las masas por el sendero de la lucha y la revolución, no podemos justificar que ante su ausencia se le entregue la responsabilidad histórica de la emancipación al oportunismo o al revisionismo.

O el proceso de liberación nacional lo asume el proletariado o sencillamente ¡nada se habrá hecho!

¡VIVA LA BREGA EMANCIPADORA DEL PUEBLO CATALÁN!

¡POR LA INDEPENDENCIA DE TODOS LOS PUEBLOS OPRIMIDOS EN ESPAÑA!

¡NADA ES IMPOSIBLE PARA QUIÉN SE ATREVE A CONQUISTAR LAS ALTURAS!

Fuente: http://fdlp-ec.blogspot.com.es/2017/10/catalunya-viva-la-lucha-de-los-pueblos.html

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario

Crítica de Ibrahim kaypakkaya a la teoría revisionista de “secar la pradera”

En abril de 1972, Ibrahim Kaypakkaya dirigió a los auténticos marxista-leninistas en el rompimiento con el viejo partido revisionista (TIIKP) y en la formación del Partido Comunista de Turquía/Marxista-Leninista. En junio de 1972, su polémica “Los orígenes y el desarrollo de nuestras diferencias con el revisionismo Shafak: Crítica general del TIIKP” se dio por concluida. A continuación presentamos un breve extracto de ese documento:

Para lanzar la lucha armada, los revisionistas Shafak exigen que la pradera esté seca.

“Antes de que el sector avanzado de las masas básicas de obreros y campesinos esté preparado para la lucha armada y antes de que la idea de la lucha armada gane cierta popularidad entre las masas, no se puede emprender la lucha armada, aun si está dirigida contra objetivos correctos. Para que la chispa comience a incendiar la pradera, la pradera debe estar seca”.

No hay espacio para una interpretación forzada o el repudio. Para lanzar la lucha armada, nuestros señores exigen que la pradera esté seca. Esta es otra teoría más inventada con el propósito de aplazar la lucha armada por años.

Contra esta teoría derechista, los marxista-leninistas sostienen lo siguiente: La pradera debe encenderse desde aquellas regiones (no estamos diciendo una región) que están secas. Es decir, en aquellas regiones donde las condiciones son favorables, la lucha armada debe lanzarse, y lanzarse inmediatamente. Aquellas regiones de la pradera que aún no están secas arderán por el fuego de la lucha armada encendido en otras regiones. Y a medida que nuestra organización crece y se fortalece más, se extenderá a aquellas regiones y se emprenderá la lucha armada allí. Esperar primero a que toda la pradera esté totalmente seca es un pensamiento obtuso. Esto no está de acuerdo con la verdad de que “la revolución se desarrollará desigualmente”. Por otra parte, la lucha armada será mil veces más efectiva que el trabajo dirigido a través de la propaganda y la educación pacífica. Tanto el camarada Lenin como el camarada Mao Tsetung señalaron reiteradamente cómo la lucha armada ocasiona saltos en la conciencia de las masas….

La línea de los revisionistas Shafak no es una “Línea Revolucionaria de Masas” sino una línea que obstaculiza la revolución.

Los revisionistas Shafak no se amoldan a la gente de las regiones avanzadas sino a la de las regiones atrasadas. Supongamos que hoy en ciertas regiones de Turquía los campesinos están listos para la lucha armada y en algunas otras regiones aún no. El concepto de línea de masas de los revisionistas considera necesario marchar con la región atrasada y desprenderse de la región avanzada. Esta es otra conclusión a la que llega la teoría de secar la pradera. Y en las regiones donde los campesinos se muestran impacientes por empuñar las armas, ellos se quedan rezagados frente a los campesinos avanzados y se amoldan a los elementos atrasados. Obstaculizar a los campesinos que se encuentran listos para la lucha armada con la lógica de “primero aprendan marxismo-leninismo, luego pueden incorporarse a la lucha armada”, naturalmente conducirá a distanciarse de esas fuerzas y, al final, a retroceder al nivel de los elementos atrasados. En una región rural, observamos con nuestros propios ojos cómo los revisionistas obstaculizaron a los campesinos avanzados. Estos señores burgueses traidores fueron dejados atrás por los campesinos porque eran un obstáculo para aquellos campesinos que querían aniquilar inmediatamente a sus enemigos de clase.

*****

Ibrahim Kaypakkaya fue un firme partidario del derecho de autodeterminación de la nación kurda, que sufre una brutal opresión nacional en Turquía, y del camino revolucionario a su liberación. A continuación publicamos un pasaje de su libro “La cuestión nacional en Turquía”:

En nuestro país, los verdaderos defensores de la opresión nacional son la gran burguesía turca, o sea los compradores, y los terratenientes. Los imperialistas yanquis apoyan y promueven su política de opresión nacional y racismo. Y la burguesía media turca, que tiene un carácter nacional, participa en tal crimen con métodos más refinados y escurridizos….

¿No constituyen sus declaraciones a favor de la igualdad de naciones y su práctica de ofrecerle el privilegio de formar un estado solo a los turcos y de liquidar el derecho de los kurdos a formar un estado con consignas burguesas demagógicas como “unidad nacional” e “integridad territorial”, una defensa de la desigualdad entre naciones y de los privilegios de la burguesía turca? Los socialistas [comunistas revolucionarios] rechazan hasta el menor privilegio a favor de una nación y a la desigualdad. Pero en Turquía, el privilegio de formar un estado nacional siempre ha pertenecido a la nación turca y aún sigue así. Los comunistas no defendemos este privilegio ni tampoco otros privilegios. Defendemos y seguimos defendiendo con todas nuestras energías el derecho de la nación kurda a formar un estado. Respetaremos este derecho hasta el final; no apoyamos la posición privilegiada de los turcos sobre los kurdos (y sobre las otras nacionalidades); educamos a las masas para que vean claramente este derecho y rechacen el derecho de formar un estado en tanto privilegio y monopolio de una sola nación….

Fuente: revcom.us

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La izquierda cosmopolita y la cuestión nacional por Nicholas Glais (Democracy and Class Struggle)

Nota blog V.O. : Reproducimos a continuación el artículo “The Cosmopolitan Left and the National Question by Nickglais” del blog Democracy and Class Struggle traducido del inglés al castellano. Post dedicado a los revolucionarios “puros” que desprecian las luchas de las naciones oprimidas y el concepto de las nacionalidades.

He observado que varios comentarios expresan preocupación sobre cómo algunos camaradas de Europa implicados en luchas nacionales son de alguna manera algo menos socialistas “puros”, comunistas o maoístas. En concreto, estos vienen del PCR-EEUU, así como de Mike Ely  del grupo  Kasama.

Esta idea refleja una peligrosa visión burguesa cosmopolita del mundo.

Sin embargo, esta idea  se ha arraigado profundamente en la izquierda británica que rechaza el nacionalismo al que considera una antigua idea del siglo XIX, porque después de todo la izquierda británica es muy parecida a la burguesía de sus primeros años en el mundo.

Esta visión cosmopolita del mundo burgués no tiene nada en común con el socialismo y el internacionalismo, como se puede entender si se estudia el marxismo.

Ya en el siglo 19 Marx ridiculizó esta perspectiva supranacional de determinados representantes muy revolucionarios, como los franceses proudhonistas o algunos socialistas como Paul Lafargue que buscaban desechar la nacionalidad como un prejuicio anticuado y concentrarse en la cuestión social, excluyendo las cuestiones nacionales.

En el Consejo Internacional de la Primera Internacional en 1868 se produjo una discusión que Marx describe.

“Los representantes de la joven Francia salieron con el anuncio de que todas las nacionalidades e incluso naciones eran prejuicios anticuados… todo el mundo está esperando hasta que los franceses estén listos para la revolución social… quienquiera impedir la cuestión social con las supersticiones del viejo mundo es reaccionario.”

“Los ingleses se rieron mucho cuando empecé mi discurso diciendo que nuestro amigo Lafargue   y otros habían puesto fin a las nacionalidades hablándonos en “francés”, es decir, un lenguaje que nueve décimas partes de la audiencia no entendían.”

“También sugerí que por la negación de las nacionalidades él parecía inconscientemente entender su absorción en el modelo de la nación francesa”.

Carta de Marx a Engels el 20 de junio de 1866.

Lenin aclaró esta cuestión para los socialistas que trataban de contraponer la lucha por el “socialismo puro” a la lucha nacional y para quiénes despreciaban la independencia nacional y la soberanía. Lenin dijo:

“Imaginar que una revolución social es concebible sin las revueltas de las naciones pequeñas en las colonias y en Europa, sin los estallidos revolucionarios de un sector de la pequeña burguesía con todos sus prejuicios, sin el movimiento de la no consciente clase proletaria y masas semiproletarias contra la opresión de los terratenientes, la iglesia, la monarquía, las naciones extranjeras, etc. Imaginar esto significa  repudiar la revolución.

Sólo aquellos que imaginan que un ejército se alineará y dirá “Nosotros estamos por el socialismo” y en otro lugar un ejército dirá “Luchamos por el Imperialismo” y que esto será una revolución social, únicamente aquellos que mantengan una opinión tan ridículamente pedante podrían vilipendiar  la rebelión irlandesa llamándola un “golpe de Estado”,

“Quien espere una  “revolución social pura nunca vivirá para verla, esa persona defiende de boquilla  la revolución, sin comprender qué es una revolución”

Lenin – Síntesis sobre la Discusión sobre la autodeterminación- 1916

Nota: Marx y Engels vieron el cosmopolitismo como un reflejo ideológico del capitalismo. Consideraban el capitalismo de mercado como intrínsecamente expansivo, quebrador de los límites del sistema de Estado-nación, como lo evidenciaba el hecho de que la producción y el consumo se habían adaptado a tierras lejanas.

Para Marx y Engels, la palabra ‘cosmopolita’ está ligada a los efectos de la globalización capitalista, incluyendo especialmente la ideología burguesa que legitima el comercio ‘libre’ en cuanto a la libertad de los individuos y el beneficio mutuo, aunque este orden muy capitalista es la causa de la miseria de millones, de hecho la causa de la existencia misma del proletariado.

Nota: Robert Jones Derfel

“Gwladgarwch y Cymry” “El patriotismo de los galeses”

Mae’r dyn sydd yn casau ac yn esgeuluso ei wlad a’i genedl yn unannhebyg iawn o fod yn caru dyn mewn unrhyw wlad arall.

Os nad yw yn caru’r genedl y mae yn ei hadnabod,pa fodd y gall garu’r rhai sydd yn anadnabyddus iddo.

El hombre que odia y descuida su tierra y su nación es poco probable que ame a la gente de cualquier otra tierra.

Si no ama a la nación que conoce, como puede amar a aquellas de las que no sabe nada.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Democracy and Class Struggle: Solidaridad desde Gales por la lucha catalana

Resultado de imagen de independencia cataluña

Socialismo e independencia

La organización Yr Aflonyddwch Mawr de Gales afirma que la lucha catalana es básicamente una lucha por la democracia contra un Estado español burgués corrupto, que ha tomado una forma nacional en Cataluña.

Sin embargo, el liderazgo nacionalista catalán busca subordinar a Cataluña a una Bruselas corrupta y a la Unión Europea, no es la liberación nacional, sino un simple reajuste entre los burgueses nacionales del Estado español y de Europa.

La Izquierda Revolucionaria de Cataluña debe oponerse tanto al corrupto Estado español como a la corrupta Unión Europa, la OTAN y elevar a la clase obrera al liderazgo político de la lucha nacional por la democracia en Cataluña. La clase obrera debe ganar la dirección de la liberación nacional.

Apoyo a la declaración unilateral de independencia de Catalunya.

Publicado en Sin categoría | 1 Comentario