Comunicado del PCI (M) con motivo de la celebración de la semana de los mártires de la Revolución de la India

La Red de Blogs Comunistas (RBC) ha traducido al castellano el comunicado del Partido Comunista de la India (Maoísta) con motivo de la organización de la Semana de los Mártires del 28 de julio hasta el 3 de agosto de 2017.

Los triunfos que hemos logrado en la Guerra de Guerrillas, en la organización de la resistencia popular y de los movimientos de masas ha sido posible gracias al sacrificio los mártires. Sus ideales fueron identificarse con el pueblo en la lucha contra el enemigo y en la defensa de los intereses populares hasta su último aliento, convirtiéndose en un baluarte de la Guerra Popular“.

                                                                      ***

COMUNICADO DEL PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA) -Comité Central-

3 de junio de 2017

¡ORGANICEMOS POR TODO EL PAÍS LA SEMANA DE LOS MÁRTIRES DEL 28 DE JULIO AL 3 DE AGOSTO DE 2017 CON EL MAYOR ENTUSIASMO! ¡RINDAMOS HOMENAJE A LOS MÁRTIRES QUE ENTREGARON SUS VIDAS EN LA GUERRA POPULAR! ¡DERROTEMOS LA MISIÓN-2017 DE LAS CLASES DOMINANTES INDIAS, CUYO OBJETIVO ES ACABAR CON EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO! ¡PROTEJAMOS A LA DIRECCIÓN DEL PARTIDO E IMPULSEMOS EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO! ¡DIGAMOS BIEN CLARO QUE EL CAMINO DE LA GUERRA POPULAR INICIADO EN NAXALBARI ES EL ÚNICO CAMINO PARA LA LIBERACIÓN DE LAS MASAS OPRIMIDAS!

¡Camaradas y masas revolucionarias!

Dar la vida por el pueblo tiene más peso que el Himalaya. Morir por las clases explotadoras es un acto más liviano que una pluma. La vida es lo más valioso para los seres humanos. Los comunistas revolucionarios se entregan por entero a la revolución social y a la defensa de los intereses del pueblo. Trabajan con una total dedicación, lo cual incluye el sacrificio de sus propias vidas. Todo gran cambio exige sacrificios. Que la historia de la lucha de clases es la historia de muchos sacrificios es tan evidente como que la historia de la sociedad es la historia de la lucha de clases desde que éstas existen.

En nuestro país, desde la gran lucha armada campesina de Naxalbari, en el contexto de la revolución de Nueva Democracia de estos últimos 50 años, casi 15.000 personas, desde dirigentes del más alto nivel hasta activistas y revolucionarios de base han entregado sus vidas por dicha causa. Sacrificaron sus vidas para lograr el objetivo por medio de la Guerra Popular Prolongada, tal como la formularon los fundadores de nuestro Partido, grandes dirigentes y maestros mártires como el camarada Charu Mazumdar o el camarada Kanhai Chatterjee. Desde julio de 2016 hasta mayo de 2017, 205 camaradas y revolucionarios han muerto en el marco de esa múltiple ofensiva fascista a escala nacional, auténtica guerra contra el pueblo, que lleva por nombre Operación Green Hunt, y que las clases dominantes indias han intensificado con el total apoyo y dirección de los imperialistas, en especial, de los estadounidenses. De los camaradas muertos, dos eran miembros del Comité Central, 131 eran de Dandakaranya, 27 de Bihar-Jharkhand, 35 de la zona fronteriza de Andhra-Odisha, seis de Odisha, uno de Telangana, dos de Bengala Occidental y otro de las Ghats Occidentales. 54 eran mujeres entre cuadros y aldeanas.

El 28 de julio es el día del martirio del camarada Charu Mazumdar y también el día en que se recuerda a miles de héroes populares. El Comité Central del Partido, en vísperas del 50º aniversario de Naxalbari, hace un llamamiento para celebrar por todo lo alto la semana de los mártires, del 28 de julio al 3 de agosto en memoria de los caídos el último año y de los mártires de estas últimas cinco décadas.

El último año, el martirio de los dirigentes de la Revolución india, camarada Narayan Sanyal (Vijaiyda), de 80 años, miembro del Comité Central y del Politburó, y camarada Kuppu Devaraj (Ramesh, Yogesh), de 62 años, constituye una pérdida irreparable para el movimiento revolucionario. Los camaradas Devaraj y Ajitha estaban gravemente enfermos y se dirigían a Kozhikode cuando fueron detenidos. A continuación fueron terriblemente torturados y asesinados en la zona boscosa de Neelambur, en Kerala, el 24 de noviembre, en el marco de la “Operación Brahmagiri”.

El camarada Narayan Sanyal murió el 16 de abril en Calcuta de cáncer. Algunos miembros del Comité Estatal como el veterano camarada Raghunath Mahato y el camarada Asish Yadav, de Bihar-Jharkhand, la camarada Himadri Roy (Somenda, Bighanda), de Bengala Occidental, los camaradas Prasad y Daya, de la región fronteriza de Andhra-Odisha, y la camarada Ajitha (Kaveri), de las Ghats Occidentales, se cuentan también entre los mártires. Entre ellos también cabe citar, igualmente, al miembro de Comité Regional camarada Sangram Murmu (BJ), a los miembros de Comité de Distrito camarada Prabhakar, camarada Kiran, de AOB, camarada Prince (compañía-1, ERC), camarada Suday (Zona Central), camarada Yatin (Koel-Sankh), camarada Sailesh, camarada Ajit Yadav, de Bihar-Jharkhand, camarada Jagath (Bastar Occidental), camarada Pali (Darbha), camarada Kailash (EBT), de Dandakaranya, al miembro de Comité Subzonal camarada Nagendra Yadav (BJ), a 33 miembros de Comités de Área/Comités del Partido (comandantes y vicecomandantes de secciones, escuadrones y pelotones del Ejército Guerrillero de Liberación Popular [PLGA, en sus siglas en inglés]), 4 miembros del GPC y del RPC, 8 comandantes de la Milicia Popular, siete dirigentes y activistas de las organizaciones de masas, decenas y decenas de miembros del PLGA, combatientes de la Milicia Popular, militantes del Partido, simpatizantes y revolucionarios. Dos camaradas alcanzaron el martirio en prisión debido a la negligencia de las autoridades penitenciarias.

Muchos de los mártires entregaron sus vidas en falsos enfrentamientos, operaciones encubiertas y emboscadas del enemigo, como en Budhanadi (Koel-Sankh, BJ) y Thelam Tumnar (Bastar Occidental, DK). Tres camaradas alcanzaron el martirio en un ataque de los TPC, banda asesina de contrarrevolucionarios, en Palamu, en BJ. En los enfrentamientos que tuvieron lugar en Ramguda, en AOG, y en Budhanadi, en BJ, nuestros camaradas mandos militares y guerrilleros lucharon heroicamente, entregando algunos de ellos sus vidas y salvando de ese modo a otros cuadros y dirigentes del Partido. En la emboscada de Sondaha, en BJ, murieron heroicamente los camaradas Prince y Suday; y en la emboscada de Burkapal, en DK, los camaradas Anil (comandante de Pl-24, Darbha) y Ravi (comandante de Charla LOS, Khammam, Telangana) alcanzaron el martirio luchando con gran valor contra las fuerzas paramilitares. Otros camaradas murieron también debido a la edad, a problemas de salud y a mordeduras de serpiente.

Entre las mujeres mártires, caídas heroicamente en combate, se encuentran veteranas militantes del Partido como las camaradas Mamatha y Latha (Bharathi), las militantes Budri y Manjula (Ungi), de AOB, las camaradas Hemla Angu (Bastar del Sur), Ramsila (RKB), Sukki, Jogi (Darbha), Jagbathi Yadav (Sony), Rajbathi, de EBT, Anupriya, de Koel-Sankh, en BJ y otras. Las camaradas Hemla Anju, Podiyam Sukki, Doodhi Guddi, Ratna, Adame y las aldeanas Jyothi Gavade y Hemla Sukmathi fueron secuestrados por la policía, violadas en grupo y finalmente asesinadas. Estas fieras inhumanas amputaron las partes íntimas de algunas de estas camaradas después de haberlas asesinado.

Todos los mártires entregaron sus vidas en lucha contra la ofensiva sin igual que desarrollan las fuerzas armadas gubernamentales en el marco de la Misión-2016 y Misión-2017, parte ambas de la tercera fase de la Operación Green Hunt. Todos ellos son héroes del pueblo y mártires que sacrificaron sus vidas al servicio de la causa de las masas oprimidas. Los camaradas dirigentes caídos en la lucha se mantuvieron firmes hasta su último aliento durante años y años, superando muchos altibajos, vueltas y revueltas, fieles siempre a la línea del Partido. Los mártires renunciaron a cualquier forma de egoísmo y se identificaron con los intereses populares y del Partido. Demostraron haber hecho suyos en grado sumo los valores, ideales, valentía y dedicación comunistas. El Comité Central rinde humilde homenaje a todos esos mártires que entregaron sus vidas en la Guerra Popular. Nuestro compromiso para con ellos es luchar hasta el final por el triunfo de la Revolución de Nueva Democracia en la India como parte de la Revolución Socialista Mundial. ¡Hagamos avanzar el movimiento revolucionario un paso más allá con iniciativa y valentía, con sacrificio y espíritu bolchevique! Con ocasión de la semana de los mártires, recordemos a todos y cada uno de ellos y aprendamos de su práctica. ¡Que sus ideales sean los de todos los miembros del Partido y del pueblo, y les inspiren en sus tareas revolucionarias!

Desde que el gobierno de la NDA, encabezado por el BJP, llegó al poder, la ofensiva fascista del gobierno central y de los estados se ha intensificado notablemente en contra del movimiento revolucionario que dirige en todo el país nuestro Partido, el PCI (Maoísta). El movimiento está consiguiendo rechazar con las armas en la mano la fiera ofensiva militar reaccionaría, al tiempo que hace frente a las clases dominantes y explotadoras en los ámbitos social, económico, político, organizativo y propagandístico, con nuevas tácticas adaptadas a cada momento. Los gobiernos central y de los estados habían previsto derrotar y eliminar el movimiento revolucionario en Dandakaranya, Bihar-Jharkhand, AOB, Odisha, las Ghats Occidentales y otros lugares por medio de la Misión-2016. En el curso de la lucha contra estos planes contrarrevolucionarios de los gobiernos, adoptamos medidas políticas, militares y organizativas que han conseguido dar al traste en el último año con dicha Misión-2016. Todas estas medidas han exigido el sacrificio de los mártires y la activa participación del pueblo revolucionario en todos y cada uno de los pasos dados. Con la sangre de los mártires han llegado los triunfos para el Partido y el pueblo en el curso de la Guerra Popular. En estas condiciones, los gobiernos central y de los estados han consolidado sus propios logros derivados de la ofensiva contrarrevolucionaria del último año y han reformulado otro funesto plan, bajo la dirección de los imperialistas, para acabar con la Revolución india en los próximos 2 o 2 años y medio, es decir, antes de finales de 2018 o, a lo sumo, antes de las elecciones parlamentarias de 2019.

La preparación teórica y política de la militancia del Partido ha mejorado en los últimos tres años gracias a la campaña de bolchevización emprendida para fortalecerlo. Han aumentado la seguridad y la confianza de la militancia del Partido cuando de responder a la ofensiva del enemigo se trata, dinamizándose, de ese modo, la Guerra Popular. La militancia del Partido está movilizando a gran escala a las masas populares en relación con sus problemas cotidianos fundamentales de tipo social y político, y en contra de la violencia del Estado, todo ello con el objetivo de superar la difícil situación a que se enfrenta el Partido en la actualidad. Se está agudizando la lucha de clases. Nuestras fuerzas del PLGA han mejorado a la hora de dar respuesta armada a las fuerzas del enemigo. La base de masas se está fortaleciendo. La resistencia popular contra los ataques del enemigo no deja de crecer. El pueblo se opone abiertamente a la policía cuando ésta detiene ilegalmente a militantes del Partido y de la Organización, o cuando asesina cruelmente a nuestros militantes o a simples ciudadanos. El pueblo también responde cuando se producen violaciones en grupo de mujeres y cuando son asesinadas después de violarlas. El pueblo rodea las comisarías cuando las fuerzas policiacas abren fuego indiscriminadamente contra miembros del Partido, de las unidades del PLGA y las masas, así como cuando maltratan inhumanamente los cuerpos de los fallecidos y se los llevan. Se enfrentan a los agentes y consiguen recuperar los cuerpos de los mártires para efectuar sus ritos funerarios.

¡Camaradas!


Debemos comprender profunda y exhaustivamente la relación dialéctica entre la intensificación de la ofensiva fascista del enemigo y la crisis económica que existe en el país y en el mundo. Debemos percibir con claridad la relación que hay entre la creciente agresividad de las fuerzas enemigas y los intereses imperialistas a cuyo servicio están las brutales fuerzas fascistas brahmánico-hindúes que gobiernan el país. Para salir de la crisis que se inició en 2008, los imperialistas emprendieron una serie de políticas que, sin embargo, han fracasado. La consecuencia ha sido una intensificación de su ofensiva por todo el país. En ese marco, las clases dominantes compradoras a las que representa el gobierno de Modi están aplicando políticas económicas neoliberales aún más agresivas, siguiendo las directrices de los imperialistas. Todas las políticas fascistas brahmánico-hindúes de la banda de Modi-Mohan Bhagawat-Amit Shah de estos últimos tres años está encaminadas a poner en práctica agresivamente los intereses de los imperialistas y las clases feudales. Están en contra de las clases, de las nacionalidades y de las comunidades sociales oprimidas de nuestro país. Están reduciendo a la miseria las vidas de las amplias masas de la India.

Toda la palabrería del gobierno de Modi sobre el desarrollo del país, con lemas como “Make in India” o “Star up India”, no es más que pura propaganda. El sector industrial del país siguen siendo débil incluso tres años después de su llegada al poder. El desempleo, el aumento de los precios de los productos básicos y la profundización de la crisis del sector agrario están dejando a las claras la endeblez de este “desarrollo”. Los distintos programas presentados para eliminar la pobreza han fracasado. El gobierno de Modi tuvo que dar explicaciones recientemente ante la Corte Suprema por el suicidio de 12.000 campesinos cada año debido a las lluvias fuera de temporada, a las sequías, al endeudamiento y a la falta de precios remunerados por sus cosechas. La crisis se ha agudizado y los campesinos del Punjab, Maharashtra, Madhya Pradesh y Gujarat se están sumando a distintas luchas militantes en exigencia de la exoneración de préstamos, así como de subvenciones y precios remunerados adecuados.

En los tres años de gobierno de Modi, se ha producido un aumento de los ataques fascistas brahmánico-hindúes contra los dalits y los musulmanes de todo país. A día de hoy, en la agenda de Modi está la prohibición de sacrificar vacas en toda la India. Los primeros ataques de este tipo se produjeron en Dadari en Uttar Pradesh, Saharanpur, y Una en Gujarat, Alwarin Rajasthan. Tras dichos ataques, los dalits, los musulmanes, los adivasis y el resto de las castas oprimidas se movilizaron en Una y elaboraron un plan de acción para hacer frente al comunalismo hindú.

Los pueblos tribales y no tribales están llevando a cabo diversas luchas militantes en contra de los desplazamientos. El pueblo tribal de Chota Nagpur, en Jharkhand, ha emprendido acciones a gran escala contra las enmiendas de dos leyes, la Chota Nagpur Tenancy Act y la Santhal Pargana Tenancy Act. En Telangana, se desencadenó una lucha militante contra las políticas gubernamentales que pretenden expropiar las tierras tribales so pretexto del harithahaaram [“cinturón verde”]. También se han desarrollado este último año acciones militantes en contra de los desplazamientos en los estados de Chhattisgarh, Maharashtra, Jharkhand, Andhra Pradesh y Odisha.

Tras el suicidio de Rohith Vemula en Hyderabad y el procesamiento por cargos de “sedición” de los dirigentes estudiantiles de la Universidad Jawaharlal Nehru en Delhi en 2015, los estudiantes progresistas, los dalits, los adivasis y los estudiantes de las minorías religiosas de todo el país se unieron en una avalancha de acciones en contra de la ofensiva fascista brahmánico-hindú. De igual modo, este año se produjo también un movimiento unitario de largo alcance de los estudiantes y profesores de universidades y colegios universitarios de 14 estados en rechazo de los ataques del hinduista Sanghparivar contra estudiantes progresistas de la escuela universitaria Ramjas en Delhi.

Las atrocidades contra las mujeres no dejan de crecer. Según las estadísticas, se comete un acto de violencia contra las mujeres cada tres minutos. 8.000 mujeres son asesinadas cada año por cuestiones relacionadas con la dote. Se registran anualmente 50.000 actos de violencia contra las mujeres y 40.000 secuestros de mujeres. Van en aumento los ataques con ácido, los matrimonios infantiles, la prostitución forzada y el aborto y asesinato de niñas debido una cultura feudal imperialista cada vez más asentada. Las mujeres y los demócratas están tomando conciencia de estas cuestiones por todo el país.

Desde que el gobierno de Modi llegó al poder, se ha dedicado a vender el país al capital imperialista. Mientras tanto, ha promovido la locura nacional chovinista y el patrioterismo. Está echando mano de las disposiciones de la Ley de “sedición” para atacar a las organizaciones e intelectuales que se oponen a sus políticas reaccionarias. Los demócratas y las fuerzas auténticamente patrióticas están organizando luchas en contra de los ataques indiscriminados de las bandas hinduistas y fascistas en contra de los derechos civiles y democráticos del pueblo.

En respuesta a las políticas antiobreras del gobierno de Modi, más de 150 millones de trabajadores dirigidos por los sindicatos de izquierda participaron en una huelga general el pasado mes de septiembre. Este año un millón de empleados públicos de sector bancario organizaron una exitosa huelga general a nivel nacional el 28 de febrero contra la reforma laboral, la contratación externa y otras políticas antipopulares. En un intento de debilitar la dirección de los activos movimientos obreros actuales, la dirección de los trabajadores de la compañía Maruti Suzuki fue encarcelada y condenada a cadena perpetua. La clase obrera debe responder unida a este tipo de medidas.

El gobierno ha reformado el sistema impositivo indirecto y ha introducido también el GST con el fin de crear en el país un mercado uniforme al servicio de los intereses de los imperialistas y de los grandes capitalistas burocráticos compradores. Con el falso pretexto propagandístico de luchar contra la corrupción, se han eliminado de la circulación los billetes grandes y los ahorros del pueblo han quedado depositados en los bancos. Por una parte, tal medida ha llenado las arcas de los gigantes financieros y de los fondos de las RSS, al tiempo que sus organizaciones afiliadas han crecido. Todo ello no sólo empeorará la situación económica de los pobres, de las clases medias, del campesinado, de los pequeños comerciantes y de los pequeños capitalistas, sino que les llevará a la quiebra.

Desde que fue asesinado en julio Burhan Wani, del Hizb ul Mujahidin, la lucha por la liberación nacional de Cachemira se ha transformado en una insurrección. La situación no ha cambiado ni siquiera después del asesinato de su compañero Sabjar Ahmad el pasado mayo. El pueblo de Cachemira ha sido capaz de atemorizar a los gobiernos estatal y central con su “guerra de las piedras” contra el ejército indio y las fuerzas paramilitares. A lo largo de este año, los estudiantes se han convertido en un bastión militante de la lucha. En el noreste, las organizaciones que luchan por la liberación nacional se han consolidado y han formado un Frente Unido para combatir al expansionismo indio.

Vivimos en una situación en la que los obreros, los campesinos, las clases medias, la burguesía nacional, las nacionalidades oprimidas, los dalits, los adivasis, las mujeres, los estudiantes, la juventud y otros grupos están combatiendo ya activamente el fascismo brahmánico-hindú. Hay una clara polarización de las fuerzas del país. El fascismo brahmánico-hindú se ha convertido en un agente proimperialista y en un enemigo común de las clases, nacionalidades y grupos sociales oprimidos, con sus políticas reaccionarias desfasadas y contrarias a los intereses del país. Este hecho, así como la creciente resistencia popular manifestada por diversas vías con el objetivo de revertir la situación, es un nuevo desarrollo de la política del país en estos últimos tres años.

Camaradas,

Las fuerzas de nuestra guerrilla liquidaron a 37 miembros de las CRPF e hirieron a otros 10 en dos emboscadas que tuvieron lugar en marzo y abril en el distrito de Sukma, en Chhattisgarh. Tras estas acciones se celebró el 8 de mayo una reunión de alto nivel presidida por el ministro del Interior en la que participaron primeros ministros, altos mandos de la policía y otros altos cargos de diez estados. Tras descartar el despliegue del ejército indio en las áreas de implantación de nuestro movimiento, se aprobaron planes para acabar con él, siguiendo las directrices de oficiales del ejército. En el marco de dichos planes, se decidió trasladar la sede del Centro de Dirección de la Zona Central de las CRPF (LWE) de Calcuta a Raipur; establecer Comandos Unificados hasta el nivel de distrito; reforzar los Comandos a nivel táctico-operativo; crear un comité para mejorar la coordinación entre las fuerzas centrales y de los estados; llevar la sede de la oficina del DG especial para la lucha contra los naxalitas de Raipur a Jagadalpur (Bastar); consagrar más medios a los sistemas de inteligencia, tanto en hombres como en tecnología; crear una red eficaz susceptible de ser utilizada en tiempo real por medio de sistemas electrónicos (UAV, satélites, GPS, imágenes térmicas, tecnología infrarroja, cámaras de televisión CC, radares, etc.); utilizar la Fuerza Aérea en operativos de combate (en la actualidad, los comandos especiales se despliegan desde helicópteros, que también se usan para ametrallar desde el aire, y realizar ataques con drones); impartir nuevos tipos de entrenamiento a las fuerzas armadas; establecer escuelas de contrainsurgencia en los distritos de Sukma y Bijapur; mejorar la coordinación entre las fuerzas centrales y de los estados; tan pronto como sea posible, abrir carreteras con ayuda de tecnología moderna en las zonas donde exista implantación del movimiento revolucionario para la protección de las fuerzas paramilitares; construir más torres de comunicación, etc. Se ha anunciado que el Consejero de Seguridad Nacional, Ajit Dobhal, y el Consejero de Seguridad Interior, K. Vijay Kumar, dirigirán la campaña para la eliminación de los maoístas. La decisión más importante tomada en esta reunión fue la de llevar a cabo ataques quirúrgicos. Todo ello pone de manifiesto la intención de acabar con la dirección del movimiento revolucionario y de las fuerzas subjetivas de la Revolución por medio de la llamada Misión-2017. En ese sentido, ya se ha anunciado que, entre sus objetivos, se encuentran activistas de los derechos civiles y sociales, así como demócratas a quienes se considera “marcas blancas” de los naxalitas.

La Misión-2017 comenzó con una agresividad inusitada, llevando a cabo numerosos asesinatos. Durante los cinco primeros meses, la policía asesinó a 60 dirigentes rurales, activistas locales y revolucionarios en las zonas de nuestro movimiento por todo el país. Desde los días del Salwa Judum y de los Sendra, nunca habían sido tan frecuentes y crueles las violaciones en grupo de mujeres, los asesinatos, los incendios, las detenciones y las torturas. Las masas revolucionarias se enfrentan a condenas a perpetuidad, así como los intelectuales, demócratas y activistas que las apoyan. Se está condenando a muerte a los revolucionarios.

La historia demuestra una y otra vez que por crudelísima que sea la represión desencadenada por las clases dirigentes y explotadoras contra las luchas populares, dicha represión está condenado al fracaso. Por ello, entre nuestras tareas inmediatas figura derrotar el plan Misión-2017, proteger a la dirección del Partido de arriba abajo, desarrollar el movimiento y continuar la Guerra Popular Guerrillera sobre la base de las masas. Al objeto de lograr dichos objetivos, debemos proteger al máximo a nuestras fuerzas. Debemos utilizar las debilidades del enemigo y, tan pronto como tengamos la ocasión, concentrar las fuerzas del PLGA. Debemos atacar a las unidades aisladas de las fuerzas enemigas o dividir a sus fuerzas y atacarlas. Debemos incautarnos de su armamento. Para ello es necesario que pongamos en práctica las normas y principios de la Guerra de Guerrillas, a saber, el sigilo, la rapidez, una voluntad de hierro, la autodefensa por medio de una constante movilidad, una táctica ofensiva en la que se lleve la iniciativa, así como la intensificación y extensión de la Guerra de Guerrillas. ¡Impulsemos la Guerra Popular aún más para lograr los objetivos inmediatos de mejorar la autodefensa, la base de masas, el desarrollo y consolidación de nuestras fuerzas subjetivas, y la expansión del movimiento, esforzándonos al máximo para conseguirlo!

Los triunfos que hemos logrado en la Guerra de Guerrillas, en la organización de la resistencia popular y de los movimientos de masas ha sido posible gracias al sacrificio los mártires. Sus ideales fueron identificarse con el pueblo en la lucha contra el enemigo y en la defensa de los intereses populares hasta su último aliento, convirtiéndose en un baluarte de la Guerra Popular. Las masas oprimidas de la India saben que su futuro está en el camino desbrozado por el sacrificio de los mártires. ¡Nos comprometemos, con voluntad de hierro, a llevar adelante sus ideales, aspiraciones y ejemplo de sacrificio y a lograr nuestros objetivos teóricos, políticos, organizativos, militares y culturales por medio de una férrea voluntad unida y de una práctica colectiva!

¡Camaradas!

¡Celebremos con todo entusiasmo la semana en recuerdo de los mártires en todas las zonas de implantación de nuestro movimiento que existen en el país, con el objetivo inmediato de derrotar la Misión-2017, cuyo propósito es la eliminación del movimiento revolucionario! ¡Protejamos a la dirección del Partido de arriba abajo! ¡Movilicemos al pueblo a gran escala durante esta semana! ¡Demos a conocer los grandes sacrificios de nuestros queridos mártires entre los militantes del Partido, las fuerzas del PLGA y los aldeanos! ¡Ensalcemos los ideales de los mártires por medio de pancartas, pósteres, panfletos, pintadas y folletos en los que aparezcan ampliamente relatadas sus historias, así como sus fotos! ¡Que los Comités de Estado, Zona y Área organicen mítines y manifestaciones a nivel de aldea, área, distrito, división y zona! ¡Movilicemos a gran escala a las masas e inculquémosles la confianza en sí mismas! ¡Conmemoremos el sacrificio de los mártires, su valentía y audacia así como sus ideales y entrega! ¡Inspiremos y llenemos de entusiasmo al pueblo para que siga el camino de los mártires en la construcción de una sociedad de Nueva Democracia! ¡Hagamos un llamamiento a seguir el camino de nuestros queridos mártires! Ése es el mejor homenaje que les podemos rendir.

Con saludos revolucionarios,

Comité Central

PCI (Maoísta)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s