Italia, colonia y potencia imperialista

Divulgamos a continuación el artículo “Sobre la penetración del imperialismo italiano en Argentina” del Partido Comunista Popular de Argentina, por el interesante análisis que realiza sobre Italia. Estado que se caracteriza por ser colonia y potencia imperialista al mismo tiempo. También se explica el papel del Vaticano dentro del estado italiano.

v827

Formación del Estado nacional italiano

El Estado nacional italiano se formo en 1870, con la cruzada nacional que derroto al feudalismo de los Estados pontificios y del Estado Vaticano, liderado por Garibaldi y Mazzini, con el impulso de la monarquía piamontesa del norte industrial y burgués, con influencia decisiva de los ingleses y franceses.

La debilidad de la burguesía italiana la impulso siempre a un sistema de compromisos con los terratenientes. Por eso, desde su formación, el Estado nacional italiano solamente se hizo posible en base al aprovechamiento de factores de política internacional. El imperialismo italiano tiene la característica de que, en la conformación de su Estado y en la correlación de fuerzas en el seno del mismo, tienen peso decisivo las potencias imperialistas más fuertes que disputan la hegemonía mundial.

Esa característica se vuelve a manifestar tanto en la formación de la República italiana en 1945-1948, como hoy. EE.UU y Rusia vienen desarrollando su disputa en el escenario italiano desde los tiempos de la bipolaridad.

En la actualidad los rusos han retrocedido en este campo, pero no se han evaporado, y los yanquis (en común acuerdo con los imperialistas británicos) intentan reestablecer un orden europeo bajo sus intereses para el cual es decisivo Italia y la zona de los Balcanes.

Al mismo tiempo aparecen terciando Alemania y Francia. Y como siempre el peso del Vaticano es fundamental en Italia. El papado de Juan Pablo II, que en la década del ’80 y del enfrentamiento bipolar confluyo con Reagan y los yanquis en golpear al socialimperialismo ruso; en la situación internacional multipolar, tomo distancia de los yanquis y propugno una “Europa para los europeos”.

v829

En Italia se asiste hoy a la tensión de la tercera contradicción del mundo en la actualidad, la disputa ínter imperialista por el dominio de ramas industriales. La segunda contradicción del mundo en la actualidad entre burguesía y proletariado se expresa con fuerza en la resistencia que la clase obrera ha iniciado contra los ajustes y recortes, retomando el camino de la lucha de clases.

El capitalismo italiano, que a comienzos de la década del ’90 desplazo a Inglaterra constituyéndose en la quinta economía mundial, afronta hoy la crisis, los ajustes salariales y los recortes presupuestarios. En Italia vemos, como analizo Lenin en El imperialismo, fase superior del capitalismo, que: “Bajo el capitalismo, el mercado interior esta inevitablemente enlazado con el exterior.

Como en la época del capital financiero, los monopolios del Estado y los privados se entretejen formando un todo y como, tanto los unos como los otros, no son en realidad, más que distintos eslabones de la lucha imperialista entre los más grandes monopolistas por el reparto del mundo que no excluye, naturalmente, un nuevo reparto si se modifica la relación de fuerzas, a consecuencia de la desigualdad del desarrollo, de las guerras, de los cracks, etc.”

Hoy los economistas burgueses hablan de “dos velocidades en el desarrollo” de los países europeos para explicar la crisis en Grecia, en Francia, en Italia, y también en Gran Bretaña, que son en realidad la expresión del desarrollo desigual y la feroz disputa ínterimperialista en Europa.

v838

El Estado nacional italiano y el Vaticano

Consideramos que el Vaticano es una forma económica, política y estatal, no es solo religiosa como se quiere hacer creer, y no está al margen de la disputa interimperialista. No se puede confundir el Estado Vaticano con otro Estado imperialista.

El grupo Perez Companc es el maximo representante del Estado Vaticano y la curia en Argentina. No es conveniente que aparezca el grupo Perez Companc en nuestras investigaciones como fuera de la disputa interimperialista por el dominio de Argentina solo por no estar en manos directas de italianos, españoles, británicos, rusos, yanquis o franceses. El PCP considera que en lo fundamental, en Argentina y en el mundo, hay una estrecha asociación entre el Estado italiano con el Vaticano. Por ello nos inclinamos por decir que el grupo Perez Companc es parte del llamado Grupo Italiano, que permite incluir tanto a las expresiones directas del imperialismo italiano y contemplar también las intermediaciones del Vaticano.

El Estado nacional italiano se desarrolla en una relación entre terratenientes feudales del sur y la burguesía industrial y bancaria del norte piamontes, que se fue transformando en financiera desde principios del Siglo XX. Este Estado nacional italiano se entrelazo con el Estado Vaticano. El papel de la Democracia Cristiana en la direccion de la Republica parlamentaria desde 1948 a la fecha es la mayor expresion de ese entrelazamiento.

Al mismo tiempo el Estado Vaticano se ha transformado en el curso de los últimos 120 años y es ahora una fuerza viva que interviene, se alía, o fusiona, en el proceso del capitalismo del Estado italiano, con la burguesía, no solo con los terratenientes, y que practica y es parte, en una forma particular, pero forma parte, del sistema capitalista mundial.

v842

El imperialismo italiano tiene un mercado nacional chico pese a las transformaciones agrarias importantes producidas en la pos guerra, con el dominio terrateniente en el sur, con una expansión colonial débil en su origen, y ha avanzado en la penetración imperialista en el Tercer Mundo, sobre todo en América Latina, como mediador en la disputa interimperialista. Tras el desmembramiento de la URSS y el repliegue del imperialismo ruso durante la década del noventa, los italianos se adaptaron al bastoneo de los yanquis como superpotencia hegemónica.

Entendemos que el accionar de los monopolios italianos en Argentina no debe ser analizado solo en el terreno de la disputa intermonopolista y de los beneficios obtenidos (hoy con los contratos con el Estado y antes, durante el menemismo, con las políticas de privatización). Creemos necesario definir que estamos ante la presencia del accionar de un imperialismo y no solo de monopolios, porque el monopolio como categoría económica, facilita la confusión de las fuerzas del imperialismo italiano y sus asociados con los otros imperialismos, o con monopolios de la burguesía intermediaria asociados a otros imperialistas, o con monopolios de la burguesía nacional.

Los integrantes del Grupo Italiano: representación, asociación y vínculos

Hasta hace unas décadas el Grupo italiano era muy poderoso, especialmente en la producción industrial. Al calor de la política menemista de privatizaciones, libertad de mercado y desregulación estatal, el peso de este grupo ha ido creciendo. El imperialismo italiano ha exportado capitales constituyéndose como factor interno en la Argentina con las empresas filiales de monopolios privados con casa matriz en Italia como Fiat, Pirelli, Olivetti, Cinzano, Assicurazioni Generali y en su momento Parmalat.

También expresar al imperialismo italiano como factor interno en la Argentina las empresas de los grandes holding italianos: Iri y Eni, Stet (en Telecom), Ansaldo (en grandes obras publicas), Agip (en la red de estaciones de distribución de gas), Inalgas (en el oleoducto a Chile), Saipen (que construyo y financio el gasoducto desde Pico Truncado a Buenos Aires a comienzos de los noventa).

Asimismo integran el Grupo Italiano grandes monopolios cuya casa matriz esta en Argentina, pero que no son nacionales sino capitales de origen italiano, como Techint SA (Grupo Rocca). Los monopolios de origen nacional que pueden ser considerados “maduros” para salir al mercado exterior a competir (caso Techint, Perez Companc, Bunge & Born, entre otros) para hacerlo han debido subordinarse, a través de la servidumbre tecnológica y financiera, al capital monopolista internacional, por lo que es difícil caracterizar los monopolios “nacionales” en si, por los lazos que los atan a los grupos italianos, franceses, alemanes, rusos, etc, que los utilizan como tapaderas “nacionales” para sus intervenciones.

v832

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s