Comunicado de RBC ante las elecciones del 20D en España

NI UN VOTO COMUNISTA ANTE LA PRÓXIMA FARSA ELECTORAL

1.- Las llamadas elecciones “democráticas” no son más que un mecanismo de autolegitimación mediante el cual el régimen capitalista pretende prolongar sine die la dictadura de la clase burguesa.

2.- La participación de siglas reformistas, progresistas, “anticapitalistas” o “comunistas”, en las mascaradas electorales de la burguesía no sólo contribuye al único propósito por el que, en realidad, se celebran éstas –legitimar políticamente el sistema de explotación capitalista–, sino que también coadyuva a inculcar en las masas populares la idea errónea y en extremo perniciosa de laimposibilidad de superar los límites políticos, económicos, culturales, etc., que constituyen en sí mismos la dictadura burguesa. Dicha idea es la antítesis de la lucha de clases, entendida no sólo como motor de desarrollo histórico, sino –¡y ante todo!– como combate por el poder.

v7923.- Los partidos políticos que se presentan a las elecciones blandiendo un mensaje reformista, progresista, incluso “anticapitalista” o “comunista”, son un síntoma al mismo tiempo de la debilidad y de la fortaleza del movimiento obrero. Debilidad, porque en plena crisis capitalista, la burguesía no ha necesitado hasta la fecha organizarse políticamente bajo la forma de dictadura terrorista abierta, lo que indica que, a corto plazo, no ve en peligro su posición como clase dominante. Y fortaleza, pues al calificar en sus medios de propaganda como “antisistema” el soez oportunismo de grupos como Podemos, IU, Bildu, etc., la burguesía demuestra hasta qué punto su dictadura sigue necesitando el embeleco socialdemócrata de siempre para aherrojar a la clase obrera en el círculo diabólico de la esperanza-desilusión-desmovilización.

4.- Las llamadas elecciones “democráticas” son el terreno que la burguesía trata de imponer a la clase obrera para el combate político, a sabiendas de que allí, en ese campo de batalla elegido por ella, cuenta con la completa seguridad de aniquilar sistemáticamente a la clase trabajadora. De ahí el afán de la propaganda burguesa por presentar sus farsas electorales como un escenario de confrontación política neutral, abierto a todos en igualdad de condiciones y en el que “todo es posible”.

5.- La experiencia histórica demuestra que las victorias electorales de la clase obrera sobre la burguesía han estado siempre precedidas de una intensa lucha de clases, al calor de la cual se ha forjado un movimiento obrero pujante y combativo. No se ha dado, sin embargo, ni un solo caso histórico en el que de un proceso electoral organizado por la burguesía haya surgido un movimiento obrero semejante, capaz de transformar en sociedad socialista una sociedad capitalista.

6.- En las escasas ocasiones en que, por vía electoral, fuerzas revolucionarias representantes de la clase obrera han llegado al “poder”, la burguesía ha llevado la confrontación al terreno de la política cruenta, es decir, al terreno de la guerra o de la más amplia represión. O lo que es lo mismo, visto desde otra perspectiva: El poder –entendido como dictadura de una clase sobre otra– no nace de las elecciones, ni siquiera de las victorias electorales.

7.- Por todo ello, la Red de Blogs Comunistas (RBC) exhorta a todos los comunistas a no participar con su voto en la próxima farsa electoral. Como bien sabe la burguesía, que no ceja en su ofensiva –algo de lo que debería adquirir conciencia clara la clase trabajadora–, el poder sólo se toma mediante la lucha, la lucha de clases organizada por el Partido, y ningún paripé electoral va a cambiar el estado de las cosas, ni para los que ejercen la dictadura ni para los que la padecemos.

8.- Por último, la RBC quiere recordar aquí las palabras de Carlos Marx en las que dejaba nítidamente claro que “el poder político” no es más que la violencia organizada de una clase para la opresión de otra”, y que, como puntualizó Mao Tse-Tung, “el poder nace del fúsil”. La clase obrera no debe resignarse a someterse a las reglas del juego impuestas por la clase dominante, sino que debe pasar a la ofensiva, que es el único camino que lleva a la toma del poder y hacia su liberación.

Publicado por

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s