Los naxalitas y los grupos islámicos

v696

En estas últimas semanas se ha alzado una gran polémica en el movimiento comunista internacional por la posición manifestada del PMLI (Partido Marxista Leninista Italiano) en torno al ISIS con su artículo “Apoyemos el Estado Islámico en contra de la Santa Alianza Imperialista”. Por el momento la mayoría han sido críticas como la carta abierta realizada por el PCm de Galicia, aunque también se ha expresado algún apoyo como el del PC (M-L) de Panamá a través de una resolución.

El tema de discusión, aunque no demasiado desarrollado por el PMLI,  se centra en la cuestión de si en el interior del ISIS existen o no algunas fracciones antiimperialistas que puedan ser susceptibles de ser aliadas de un partido comunista y de las masas. No se cuestiona en ningún momento el carácter criminal de gran parte del ISIS. Como se puede observar se trata de un tema de elevada complejidad y requiere un análisis cuidadoso. No se puede despachar en un momento con alguna gran frase o a través de insultos y descalificaciones ya sea por un bando o el otro.

Pareciera que la cuestión o posición planteada por el PMLI es una invención o innovación suya por no decir hacer el juego al imperialismo como algunos han señalado. Sin embargo no es así, no se trata de una cuestión totalmente nueva en el movimiento comunista internacional. Los naxalitas, desde hace años, defienden la alianza con grupos islámicos “antiimperialistas” y mantienen relaciones con algunos grupos islámicos de la India como el Movimiento Islámico de Estudiantes de la India (SIMI), organización prohibida por el gobierno hindú por una supuesta relación con Al-Qaeda.

v692

A continuación podéis ver una serie de citas  del camarada Ganapathi, líder de los naxalitas, que sintetizan la opinión del PCI (M) en este asunto:

Básicamente, consideramos al auge islámico como una progresista fuerza anti-imperialista en el mundo contemporáneo. Sería un error describir la lucha que está sucediendo en Irak, Afganistán, Palestina, Cachemira, Chechenia, y varios otros países como una lucha de los fundamentalistas islámicos o como una resurrección de algo teorizado ya hace mucho tiempo por Samuel Huntington  con el nombre “choque de civilizaciones”. En esencia, a pesar del rol desempeñado por los fundamentalistas islámicos en estas luchas,  todas ellas son guerras de liberación nacional.

Ideológica y políticamente, nosotros nos oponemos al fundamentalismo religioso de cualquier tipo, ya que oscurece las distinciones de clase y la lucha de clases y mantiene a las masas bajo el yugo de la opresión de clase. Sin embargo, el “fundamentalismo islámico”, en mi opinión, es un aliado del pueblo en su lucha contra el fundamentalismo del libre mercado promovido por los EE.UU., la UE y otros imperialistas. El resurgimiento islámico está obligado a elevar la conciencia democrática antiimperialista entre las masas musulmanas y acercarlas más estrechamente con fuerzas progresistas y revolucionarias. A pesar de la dominación de la ideología fundamentalista y las perspectivas del movimiento islámico en la actualidad, veo el resurgimiento islámico como el inicio del despertar democrático de las masas musulmanes“. (Abril 2007)

v698

Nuestro partido apoya el resurgimiento islámico y busca la unidad con todas las fuerzas antiimperialistas… La izquierda no puede siquiera autodenominarse a si misma democrática si no inicia los pasos para unirse con las fuerzas del movimiento islámico… El fuerte lenguaje religioso utilizado por los líderes de éstos movimientos no altera su esencia democrática nacional y su carácter anti-imperialista“.

Los Movimientos islámicos yihadistas tienen dos aspectos: uno es su aspecto antiimperialista, y el otro su aspecto reaccionario en asuntos sociales y culturales. Nuestro partido apoya la lucha de los países musulmanes y los pueblos contra el imperialismo, al mismo tiempo que critica y lucha contra la ideología reaccionaria y la visión social del fundamentalismo musulmán… Siempre nos esforzamos por reducir la influencia de la ideología reaccionaria y perspectiva oscurantista de los mullahs y maulvis sobre las masas musulmanas, mientras que planteamos la unión con todos los que luchan contra el enemigo común de la población del mundo, esto es, el imperialismo, sobre todo el imperialismo de EEUU” (Junio 2011)

De hecho, el fundamentalismo religioso musulmán se siente alentado y fomentado por los imperialistas, siempre que ello responda a sus intereses- como por ejemplo en Arabia Saudita y otros países del Golfo, y Kuwait, Afganistán, Irak, Pakistán ” (Junio 2011)

v702

Estas declaraciones de los naxalitas tuvieron en reacción unas fuertes críticas  por parte de la organización maoísta afgana A.L.O. que las publicó públicamente en un documento titulado el Partido Comunista de la India (Maoísta) y los Fundamentalistas islámicos. Sus críticas se sustentaron en base al análisis de clases de los talibanes y otros grupos islámicos, la relación que tenían estos con los imperialistas y la experiencia de las últimas décadas en Irán, Irak, Afganistán…

No sólo hay críticas en el documento de los camaradas afganos también hay algunas observaciones y reflexiones interesantes, que abren la posibilidad a una alianza con los islamistas en ciertas circunstancias:

Nuestra intención de ninguna manera es menospreciar el Islam y la religión en general. Ha habido momentos en la historia de los países como Irán y Afganistán en la que el clero ha desempeñado un papel valioso. El debate está en la charla de nuestros compañeros sobre una alianza incondicional con capos de la droga procreados por los imperialistas que consideran a los comunistas como mahdoor-ud-dam.”

Es posible que en ciertas situaciones los revolucionarios se conviertan en capitulacionistas o los reaccionarios se pasen  al lado de la lucha del pueblo, pero esto no es un fenómeno general. No hay que dejarse engañar por ello, pero hay que tratarlo de forma diligente y de manera precisa.”

Es posible que las mentes de las personas puedan cambiar y los elementos de los partidos fundamentalistas puedan unirse a un partido revolucionario, pero es ridículo imaginar un cambio de mentalidad por parte de un gobierno fundamentalista o una escuela de pensamiento. Si los comunistas no pueden concebir a los imperialistas sino en términos de lucha contra ellos, ¿cómo pueden esperar una transformación ideológica por parte de organizaciones fundamentalistas?

Marxistas incluso se oponen a la regla de que “el enemigo de mi enemigo es mi amigo “, ya que no tienen una visión banal de los problemas; puntos de vista marxistas sobre cuestiones y fenómenos se basan en el análisis concreto de situaciones concretas y análisis de clase, y se destacan por ser firmes en los intereses a largo plazo del proletariado.”

Al final de su documento los camaradas de la organización A.L.O terminan expresando su camaradería con los naxalitas y muestran una disposición abierta para aprender de las críticas y argumentos que éstos les puedan hacer:

Como el resto de los revolucionarios de todo el mundo, estamos orgullosos de ustedes; su fracaso es nuestro fracaso, y su victoria es nuestra victoria y alegría. Su postura vis-a-vis con el fundamentalismo o cualquier otra fuerza reaccionaria es de importancia regional y mundial. Es por esta razón por la que sus puntos de vista sobre Irán, los talibanes y otros deben ser estudiados con cuidado, y posiblemente criticado. No tenemos ninguna duda de que vamos a aprender más de su respuesta y explicación.”

v700

Otras fuentes a tener en cuenta para profundizar en el análisis sobre la conveniencia o no de una alianza con los islamistas la tenemos en los clásicos:

Si no queremos traicionar al socialismo debemos apoyar cada revuelta contra nuestro principal enemigo, la burguesía de los grandes estados, siempre que no sea una revuelta de una clase reaccionaria ”  Lenin

El carácter revolucionario del movimiento nacional, en las condiciones de opresión imperialista, no presupone forzosamente, ni mucho menos, la existencia de elementos proletarios en el movimiento, la existencia de un programa revolucionario o republicano del movimiento, la existencia en este de una base democrática. La lucha del emir de Afganistán por la independencia de su país es una lucha objetivamente revolucionaria, a pesar de las ideas monárquicas del emir y de sus partidarios, porque esa debilita al imperialismo, lo descompone, lo socava… La lucha de los comerciantes y de los intelectuales burgueses egipcios por la independencia de Egipto… es, por mismas causas, una lucha objetivamente revolucionaria, a pesar de que estén en contra del socialismo…Y no hablo ya de otras colonias y países dependientes más grande, como la India y China, cada uno de cuyos pasos por la senda de la liberación, aun cuando no se ajuste a los requisitos de la democracia formal, es un terrible mazazo asestado al imperialismo, es decir, un paso indudablemente revolucionario”.
J. V. Stalin, Fundamentos del Leninismo.

Para concluir quiero indicar que lo escrito en este artículo tiene como finalidad el hacer ver la complejidad del tema, sus múltiples detalles y matices y de la necesidad de un debate que permita llegar a una unidad con la crítica y autocrítica.

Otros artículos de interés en relación a la cuestión de la alianza con los grupos islámicos:

El papel de los talibanes según los maoístas afganos (1ª parte) (Opinión Sholajawid)

El papel de los talibanes según los maoístas afganos (2ª parte) (Opinión A.L.O)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s