Rafael Correa, el maestro del oportunismo (1ª parte)

v189

No siempre el imperialismo y sus lacayos adoptan la misma forma. Históricamente se observa que van cambiando de vestido para adaptarse a las cambiantes circunstancias. Como una serpiente que muda su piel los políticos reaccionarios se ponen distintas máscaras según sus intereses o correlación de fuerzas existente. En ocasiones se muestran abiertamente reaccionarios y fascistas y en otras se visten como revolucionarios utilizando la demagogia y el populismo.

Ecuador ya ha sufrido amargas decepciones por confiar en este tipo de políticos: Rodríguez Lara (1972-1976), Lucio Gutiérrez (2003-2005)… Se hacen pasar por progresistas y revolucionarios para confundir a las masas y que estas dejen de luchar o al menos reduzcan su lucha. Se busca legitimar de alguna forma el régimen para que este tenga continuidad con la menor conflictividad social posible y sin que estalle una revolución. Actualmente Ecuador tiene como presidente un político que sigue el patrón descrito: Rafael Correa. Para quitarle la careta hay que analizar sus acciones políticas que es lo que realmente le retrata.

v195

Correa es experto en camuflar realidades. Difunde machaconamente como uno de sus grandes logros la total gratuidad de la universidad pública, sin embargo se deja de explicar que el número de plazas para alumnos es reducido, que los exámenes de ingreso son especialmente difíciles  y que hay una tendencia hacia la elitización de los estudiantes. A través de procesos corporativos amañados elige a dedo a los decanos y controla el funcionamiento interno de las universidades.

Respecto al sector educativo de primaria y secundaria utiliza la división de los profesores como herramienta de manipulación. Da la culpa de los problemas educativos a los maestros y plantea como medida correctora las evaluaciones docentes. Éstas consisten en que peleen maestros sin trabajo contra maestros que si lo tienen, por haber ganado unas oposiciones. El objetivo es despedir personal fijo y sustituirlo por personal con contratos temporales. Éstos últimos son más moldeables y se les puede chantajear con mayor facilidad para que actúen a favor de las directivas del gobierno o en caso contrario no renovarles el contrato.

v181

La realidad de los profesores es que trabajan en el páramo, sin luz o agua, ni los materiales didácticos necesarios y con contratos de sueldo básico. No deben salir docentes para que entren otros sino más bien incrementar su número. Ante esta clara situación Correa desvía astutamente la atención diciendo frases como: “Señores profesores, el que no quiera trabajar las 8 horas, no hay problema. Nosotros no vamos a cambiar la Ley, presenten su renuncia, que hay muchos jóvenes que si quieren trabajar las 8 horas”. Se divisa la intención de impulsar pueblo contra pueblo, de forma que éste no detecte las causas reales de los problemas y viva ligado al asistencialismo y la dependencia.

El presidente de Ecuador a través de su discurso con tintes fascistas, asistencialistas y gremialistas ha tenido éxito en reducir de forma importante las protestas. El corporativismo envuelve la mayoría de sectores de actividad del país y lo corrompe todo con el tráfico de puestos burocráticos.

v176

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s