El camino al fascismo tiene nombre: TTIP

    v132 v133

La oligarquía ante las dificultades para conseguir mantener o incrementar su tasa de ganancia adopta nuevas estrategias. Éstas son cada vez más agresivas y parasitarias y su tendencia es a la barbarie. El sistema de mercado busca desesperadamente fórmulas para poder reestructurarse y solucionar sus desequilibrios. Sin embargo sus recetas lejos de remediar los problemas o contradicciones son la semilla de mayores crisis y situaciones de inestabilidad.

La última estrategia de la burguesía es la aplicación del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP). Éste es un acuerdo entre la Comisión Europea, el Gobierno Estadounidense y las grandes empresas, negociado de forma secreta desde junio de 2013 a espaldas de la ciudadanía. Su objetivo es crear la mayor área libre de aranceles del mundo, un gran mercado (Estados Unidos+Unión Europea) que beneficie a las grandes empresas y al mismo tiempo permita homogeneizar las regulaciones medioambientales, laborales y sociales de los distintos países a la legislación menos restrictiva o proteccionista, és decir, la de EEUU.

v131

                                   http://app.emaze.com/1006106/ttip_secretPowered by emaze

El tratado, que está en un estado avanzado de negociación, supondrá en un futuro cercano abrir completamente las puertas a las actividades económicas de fracking, alimentos transgénicos y carnes hormonadas que hasta ahora están prohibidas en la UE. Además conllevará un dramático retroceso en los derechos laborales y sociales  y la liquidación total de los servicios públicos: educación, sanidad, agua potable,… La estrecha democracia burguesa está siendo secuestrada por las grandes multinacionales y el poder financiero consolidando así el camino hacia el fascismo.

La propaganda mediática afirma que el TTIP es el antídoto definitivo contra la crisis ya que creará 2.000.000 de puestos de trabajo y será fuente de oportunidad para todos. En cambio el estudio de la Universidad de Tufts advierte que generará pérdidas netas del PIB, reducción de salarios, destrucción de 600.000 empleos y una disminución importante de los ingresos públicos. Ejemplos de lo que nos puede deparar son las experiencias de México y Colombia, dos países que firmaron tratados de libre comercio con EEUU.

      v152v157

El 1 de enero de 1994 México entró en el NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) junto con EEUU y Canadá.  Sus efectos no tardaron en percibirse, la pobreza aguda pasó de 21,46% en 1994 a el 50,97% en 1998. Diecisiete años después de NAFTA, unos dos millones de agricultores han sido obligados a abandonar sus tierras por precios bajos y el desmantelamiento de los apoyos gubernamentales. No encontraron trabajo en la industria. En su lugar, se convirtieron en su mayoría en parte de un éxodo masivo como parte del aumento del número de migrantes mexicanos a EE.UU. a medio millón al año. En los primeros años del NAFTA, las importaciones de maíz se triplicaron y el precio al productor cayó a la mitad.

v161Mientras la violencia ensangrentada de la narcoguerra domina los titulares, muchos hombres, mujeres y niños enfrentan la lenta y silenciosa violencia del hambre. Los últimos informes muestran que la cantidad de gente que vive en “pobreza alimentaria” (la incapacidad de comprar la canasta alimentaria básica) aumentó de 18 millones en 2009 a 20 millones a fines de 2010. Las estadísticas del gobierno informan que un 25% de la población no tiene acceso a alimentos básicos.

En México posterior al NAFTA, un 42% de los alimentos consumidos provienen del extranjero. Antes del NAFTA, el país gastaba 1.800 millones de dólares en importaciones de alimentos. Ahora gasta impresionantes 24.000 millones de dólares. La dependencia de las importaciones es dramática: un 80% en el arroz, 95% en soja, 33% en frijoles, y 56% en trigo. El país es el importador número uno del mundo de leche en polvo. El Departamento de Agricultura de EE.UU. calcula que si continúan las actuales tendencias México adquirirá un 80% de sus alimentos a otros países (sobre todo a EE.UU.).

v147

El 15 de mayo de 2012 entraba en vigor el Tratado de Libre Comercio entre Colombia y los EEUU. Han pasado casi dos años y medio y vale la pena analizar que impacto está teniendo este acuerdo para los dos firmantes. En el primer gráfico tenéis la evolución de la Balanza Comercial Colombiana (el importe de los productos que Colombia vende en el exterior menos el importe de los productos que Colombia compra del exterior).

Cómo podéis observar en el primer gráfico,  la Balanza Comercial  ha tenido en los últimos años un comportamiento bastante sano con un significativo superávit que llegó a su máximo en 2011. El 15 de mayo de 2012 entra en vigor el TLC con los EEUU y desde ese momento el superávit comercial colombiano empieza a descender rápidamente hasta que llegamos a los nueves primeros meses de 2014 en donde entra en territorio claramente negativo con -2.220 millones de USD. En estos momentos Colombia ya está comprando en el exterior más de lo que vende y por lo tanto entra de lleno a ser una economía que debe endeudarse. En lo que vamos de año las exportaciones de Colombia a los EEUU han caído un 26% mientras que las importaciones de EEUU a Colombia han aumentado un 12%.

v148

Fuentes

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=137944

http://www.gurusblog.com/archives/colombia-tlc-eeuu/06/12/2014/

http://ttipsecret.wordpress.com/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s