El revisionismo como causa de la caída del socialismo

revolucion60

Revisionistas del siglo XIX

Desde los mismos inicios del socialismo científico siempre hubo personas que tergiversaban sus principios y teoría. De manera que lo deformaban completamente. Pronunciaban discursos con florituras de construcción del socialismo desde el capitalismo, de transiciones pacíficas al socialismo a través de democracias burguesas, reconciliaciones de clases y capitalismos de rostro humano. En lugar de hacer avanzar la ciencia marxista la hacían retroceder con sus confusiones y abstracciones. A ojos de la multitud pasaban por comunistas cuando en realidad no lo eran. Son traidores que siempre buscan desviar la clase obrera y destruir el partido comunista de vanguardia, ya sea desde dentro o creando partidos revisionistas en la democracia burguesa.

La caída de la Unión Soviética fue producida por una élite reaccionaria que se apoderó del poder a la muerte de Stalin y empezó a destruir el sistema económico existente. Acentuándose el proceso en la década de los 80 con las reformas de la Perestroika. La élite soviética era una capa social ambiciosa y sin principios definidos. Les importaba solo el poder y los beneficios personales. Ésta finalmente eligió el capitalismo en lugar del socialismo para aumentar sus privilegios. El socialismo nunca se derrumbó, fue usurpado. Este es un hecho histórico que está siendo negado. Lo que se derrumbó en Europa del Este, en 1990, y en la Unión Soviética, en 1991, fue el “socialismo de mercado” de los regímenes revisionistas, y no el socialismo marxista de la dictadura del proletariado.

La culpa recae directamente en todos los dirigentes revisionistas que dirigieron la Unión Soviética durante los 40 años posteriores a la muerte de Stalin, la culpa es de la renuncia al socialismo y al marxismo-leninismo y de la restauración del capitalismo iniciado por Jruschov en el nefasto XX Congreso del PCUS. No, no fue el socialismo lo que se derrumbó, lo que se derrumbó fue el “socialismo de mercado”.

En el «socialismo» de ellos, los elementos de la propiedad privada, del libre mercado y de la competencia en el intercambio y el comercio, por un lado, coexisten con elementos de la propiedad social y la planificación, por el otro. Defendían el libre mercado como regulador de la economía y se mantenían en contra de la industrialización socialista y la colectivización. Otro aspecto era la realización de un comercio exterior orientado a obtener ganancias a través de la explotación de los países del Tercer Mundo, actuando como potencia imperialista. Este proceso de reformas hacia el capitalismo no se hizo repentinamente sino de forma lenta y sútil, aumentando lentamente la temperatura para que la rana no saltará de la cazuela antes de que estuviera hervida. Para rematar la faena este grupo de renegados necesitaron la colaboración de los enemigos externos, que gratamente se la ofrecieron a cambio de que las grandes corporaciones se pudieran quedar con una buena porción de pastel del saqueo realizado.

revolucion61

Fuente: http://criticamarxistaleninista.blogspot.com.es/2013/12/elcolapsodelsocialismo. html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revisionismo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s