¿Votar en las elecciones europeas?

Dentro de poco habrá las elecciones europeas. Ya se está preparando la maquinaria electoral, las candidaturas y todo el circo mediático. Ante esta situación nos podemos preguntar si vale la pena ir a votar o por el contrario es una pérdida de tiempo y un apoyo al sistema. Hay que tener en cuenta que estamos en un régimen dirigido por la oligarquía, siempre mandan los mismos tanto si gana un partido o otro. En el pasado ya lo advirtió Lenin las decisiones no se toman en el parlamento sino en los despachos.

Este artículo va dirigido para los ingenuos que creen en la existencia de una democracia burguesa. Cuando la realidad es que estamos en una dictadura fascista encubierta, que puede coger diferentes formas más o menos amables pero que en ningún momento abandona su carácter totalitario. Para que esto se pueda ver con claridad sólo hace falta recordar la frase que pronunció  Durão Barroso, presidente de la Comisión Europea, durante una reunión de la Confederación de Sindicatos de Europa en 2010: “si no se implantan los paquetes de medidas de austeridad, en esos países podría desaparecer la democracia como la conocemos actualmente. No hay otra alternativa”. Es decir se les dijo a los movimientos obreros y sindicales si oponéis resistencia pasaremos  de la dictadura velada a la dictadura militar en España, Grecia y Portugal.

El ex-presidente de Portugal en esa ocasión nos enseño los colmillos y se quitó por un momento la careta para mostrarnos su rostro real el de un fascista que no dudará ni un segundo en utilizar cualquier medio para defender los intereses de los acreedores y la élite. Se nos dice no hay alternativa, no hay salida… Cuando la historia nos ha mostrado en muchas ocasiones que siempre hay alternativas: en Grecia el 594 a.C  hubo la revolución de Solón que libero al 90% de la población de sus deudas a través de condonaciones o reducciones de deuda, más recientemente en Ecuador y Argentina se negociaron quitas de deudas… La oligarquía esta obcecada en quitar hasta la última gota de sudor y sangre de la ciudadanía para incrementar su tasa de ganancias, saquear los recursos de los países y quedarse con las empresas públicas a bajo coste.

Anteriormente el sistema electoral fue utilizado por partidos de vanguardia como forma complementaria de lucha, para incrementar la difusión de su mensaje. Siendo su actividad principal la semiclandestina o clandestina. En las actuales circunstancias ningún partido comunista que se precie puede participar en el parlamentarismo burgués ya que legitimaria el sistema cuando en estos momentos ya no estamos en las fases iniciales del capitalismo con democracia burguesa sino en una dictadura velada donde manda el capital monopolista y el imperialismo.

 Fuentes: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=108909

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s